Autoconvocados pidieron por puestos laborales en el aniversario de Catriel

Catriel.- En el día de ayer un grupo de unos veinte desocupados autoconvocados, que aseguraron no tener vinculación alguna con sectores políticos ni sindicales, se hicieron presentes en el acto oficial por el aniversario N°119 de la ciudad para visibilizar su situación y pedirle tanto al Intendente Carlos Johnston como al gobernador Alberto Weretilneck que se los tome en cuenta a la hora de realizar contrataciones.

“Autoconvocados sin bandera política ni sindical, el pueblo presente”, decía la leyenda escrita en una de las banderas que colgaron durante el acto oficial frente al palco donde Johnston y Weretilneck dieron sus discursos. El mandatario municipal recogió el guante e hizo referencia al tema durante su intervención. “Por ahí recién vi una bandera que dice “Catriel quiere trabajo”, que está muy bien. Catriel tiene y va a tener trabajo. Queremos que haya más. Por eso todas las obras municipales contratan mano de obra local”, aseguró.

Los desocupados le entregaron a ambos mandatarios una planilla con los nombres de todos los autoconvocados, para ser tenidos en cuenta en el futuro, que firmaron como una muestra de compromiso y sostuvieron que intentarán encontrar una solución a la problemática. Esa resolución llegaría, en principio, a través de la Oficina de Empleo con cuyos representantes se reunieron hoy por la mañana para entregar currículums y dialogar sobre estrategias conjuntas para insertarlos al mercado laboral. “El Intendente y el Gobernador nos escucharon, firmaron la planilla y prometieron que van a hacer un esfuerzo por darnos trabajo. No queremos limosna, no queremos nada regalado. Solo una oportunidad de trabajar. Este grupo no tiene militancia política con ningún partido, ni tampoco está representado por ningún gremio. Somos todos de Catriel. Nacidos y criados acá”, puntualizó uno de ellos.

En total se trata de 20 hombres, de entre 20 y 40 años de edad, que se encuentran desocupados. La mitad de ellos son padres de familia. Algunos pocos poseen experiencia en el rubro petrolero. “Somos pocos los que hemos podido entrar alguna vez, pero solo trabajos temporales, nunca nada fijo. Queremos un trabajo estable. En Catriel hay lugar para todos, pero se tiene que priorizar más a los locales. Tenemos conocimiento que en obras municipales y provinciales traen mano de obra de otras ciudades e incluso contratan a obreros de nacionalidad paraguaya antes que a catrielenses porque les sale más barato. Queremos que eso se revierta y la lucha va a seguir hasta que consigamos un puesto para todos los compañeros”, sostuvieron.

Share Button

Comments

comments