CEM 21: Movilización y reclamo ante la Delegación de Educación

Catriel.- El viernes 24 de noviembre, a las 10, los alumnos del CEM 21 se movilizaron desde el colegio Bachiller hasta la Delegación de Educación, sin ningún tipo de escoltas, para reclamar por la construcción de un nuevo edificio, mejoras y refacciones en el actual y para expresar su preocupación por la aplicación de la nueva reforma educativa que, aseguran, no puede implementarse en Catriel por falta de espacio.

Los estudiantes recorrieron todo el camino desde el CEM hasta el edificio de Delegación ubicado en calle Roca para conversar mano a mano con Marcelo Bustos durante media hora. El funcionario los atendió en la puerta del edificio y explicó que “esa escuela tiene el lugar destinado, cedido por el municipio, y tiene el proyecto del edificio aprobado” pero “se está buscando el financiamiento de Nación” que “no se ha conseguido hasta el momento”.

“No desconocemos la realidad. Se está gestionando desde hace bastante tiempo y hemos avanzado bastante. Tenemos el terreno y el plano hecho. El terreno es cerca de donde están construyendo el Hospital”, señaló. Y agregó que “es un lugar con las medidas adecuadas, que estamos necesitando en Catriel”, al mismo tiempo que reconoció que “también necesitamos un SUM, que no tenemos, para que ustedes puedan realizar actividades físicas”.

Sobre el financiamiento, apuntó que “tenemos que buscarlo entre todos los actores. He leído por ahí que algunos funcionarios locales legisladores exigen cuestiones que ellos tambien pueden gestionar. Se está tratando de conseguir el financiamiento, están todas las presentaciones hechas. Aún no se ha conseguido”, admitió.

“Por eso nos comprometemos a acondicionar el edificio que tienen de la mejor manera hasta tanto se pueda realizar otro. Yo puedo responder por el año que llevo (como delegado) y de acá para adelante. Para atrás no puedo responder porque no conozco”, se defendió el funcionario de Educación.

“¿Usted ha visto las condiciones en la que está la escuela ahora? A veces no tenemos agua y nos tenemos que retirar”, esgrimió una de las alumnas del CEM 21. “Sí, es una realidad pero que no tiene solo que ver con la escuela sino también con la red”, argumentó Bustos.

“Yo no estoy en contra de lo que ustedes están reclamando. Soy de Catriel, soy docente, he sido docente de esa escuela. Pero la realidad es que no puedo decirles: sí, mañana se va a construir la escuela”, complementó el funcionario provincial.

“¿Qué haría si a su hijo le pasa algo, si se le cae un pedazo de techo encima? ¿Están esperando que a alguien le pase algo?”, fueron dos de las preguntas que hicieron los estudiantes a Bustos. Este respondió: “No es tan fácil resolver eso. Han pasado situaciones dentro (del colegio). Yo me tengo que abstraer del lugar de papá y pensar como funcionario. Entiendo lo que dicen, conozco la realidad porque voy todos los días a la escuela por distintas razones”.

“Queremos que vea que usted como representante de todo esto, que tiene el futuro de estos chicos en sus manos y queremos saber si está realmente comprometido con la causa. Porque, sinceramente, creería que a usted no le hubiera gustado ir a una escuela así”, señaló un joven estudiante del Bachiller.

“No vamos a hablar de mis particularidades. Yo soy del campo, así que con eso creo que te respondo un montón. Ser del campo no es estar cómodo con nada. No podría dimensionar lo que me están planteando. Sí puedo decir que el compromiso está, pero hablando del edificio, no depende solamente de mí. Hoy te digo, lo único que falta es el financiamiento. Está pedido y en manos de la Nación”, explicó.

Ante la consulta de un cronista de este medio sobre cuál es la cifra presupuestada para la construcción del edificio, Bustos admitió desconocer el monto de la obra. “No, porque eso va variando en función de los años. Se presentó toda la documentación el año pasado. Eso aparece una vez que aparece la licitación. Que sale una vez que tenés el financiamiento”, adujo.

“¿O sea que estamos esperando que otro presidente más se haga millonario, que viaje a Dubai, a todas partes y nosotros nos quedamos sin escuela otra vez?”, fue el planteo de una alumna que desató los aplausos de sus compañeros. “No te lo puedo responder yo”, fue la escueta contestación del Delegado de Educación.

“Sabemos que acá el que mueve las fichas es usted. Así que confiamos en usted, como está al frente, y confíamos en que pueda hacer todo lo posible para que esto se solucione rápido”, pidió otro joven. “Tenemos la voluntad de resolver siempre, porque sabemos que (el CEM 21) es la escuela que más dificultades tiene desde lo edilicio. No lo podemos desconocer, por eso asumimos el compromiso de ayudar”, respondió Bustos.

“¿Entonces cuáles serían los pasos a seguir de ahora en más? ¿Esperar nomás?”, preguntaron los estudiantes. “No podría decirles, no depende de mí. Todos queremos una nueva escuela, la provincia quiere una nueva escuela”, argumentó el delegado. “Gracias por nada”, fue la dura respuesta de la referente estudiantil para despedirse de Bustos.

 

Share Button

Comments

comments