Cofré: “Tengo aspiraciones legítimas de ser candidata a intendenta”

El 31 de agosto pasado sucedió en nuestra ciudad un hecho de esos que hacen parar las rotativas de todos  medios. En VSN rápidamente lo recogimos como noticia aun sin dar crédito de ello y a pesar que estaba híper chequeado: Elizabeth Cofré había dejado de ser la súper secretaria municipal porque el Intendente le había pedido la renuncia.

En realidad, se la había aceptado porque como es de público conocimiento, nos enteramos con el caso López, los funcionarios y políticos del MOVIC antes de asumir deben entregar la renuncia al intendente para que este haga uso de ella cuando lo crea más conveniente. En el caso Cofré el momento fue este.

Rápidamente surgieron las especulaciones, las conjeturas, los interrogantes. ¿Por qué? Una rápida hipótesis de trabajo nos movió a investigar. Los números de las encuestas lanzados por diferentes medios, que daban a la ahora ex secretaria de Gobierno como primera en intención de votos, había sido la puerta de salida para la funcionaria. Sin embargo, ni de uno, ni del otro lado pudimos confirmar la especie o contrastar la hipótesis.

Recién hoy, casi 15 días después, pudimos charlar con Eli Cofré. A simple vista es la misma de siempre. Parece que todavía estuviera en la antesala de la oficina del Intendente Johnston. Habla por teléfono, revisa unos papeles, esboza un proyecto, sonríe a toda velocidad y sigue con lo que estaba haciendo.

Ella también se sorprendió aquel viernes negro, parodiando a Wall Street ’29, cuando entró al despacho del Intendente como habitualmente lo hacía y Johnston le comunicó que ese día era su última estación en el gabinete municipal; y si bien la docente devenida en funcionaria sabía que el mandatario tiene la facultad de elegir y también de desafectar, nunca pensó que pudiera suceder algo así, sin ningún preaviso sin nada que lo prevea. Incluso ese día había estado hasta la madrugada trabajando sobre el proyecto de la fiesta de la primavera, que es el que se está llevando adelante en la ciudad. Eli, como le dicen todos, entiende que su salida fue abrupta y que, si bien algunas cosas en el seno del gabinete no estaban del todo bien por los típicos roces de trabajo, nada presagiaba este final.

Le molestó en su fuero interno que alguien con quien tuvo tanta confianza durante tanto tiempo no fuera capaz de esbozar un mínimo argumento. Le pareció oír del Intendente algo así como cuestiones políticas, pero ella ya estaba en otro lado. Salió del despacho, juntó sus cosas y se fue a despedir de quienes fueron sus compañeros hasta aquel día. “No me creían, pensaban que estaba bromeando” nos cuenta con una sonrisa y agrega “hacía 7 días que el intendente no estaba, porque se había ido a un Congreso a Río Cuarto, entré a saludarlo como cada mañana y me recibió con la novedad”.

Cofré se lamenta porque su salida arrastro a Lorena Jasin (Convenios Escolares) y a Silvia Diz (Directora de Gobierno), otras dos funcionarias que fueron desplazadas al mismo tiempo y que pertenecían a su ámbito de trabajo. Lamenta que hayan dejado su trabajo en la Municipalidad por la cercanía que tenían las tres y aun hoy no tiene una certeza de lo que motivó la decisión. No había cuestiones ríspidas entre ella y el jefe comunal, no sabe si achacarlo a su posicionamiento sobre ciertos puntos en discordancia con otros integrantes del bloque de poder o al hecho de que hayan trascendido sus aspiraciones políticas. La ex funcionaria sabe que su salida entra en las generales de la ley cuando uno trabaja en política. Pero enfatiza “Creo que hay otra manera de tomar decisiones”.

Eli Cofré deja atrás 6 años de gestión en cercanías de Carlos Johnston: fue secretaria legislativa, secretaria privada y secretaria de Gobierno, incluso compartiendo durante un largo tiempo estas dos últimas actividades, hasta que Nicolás Sgalla dejó el cargo de legislador municipal para lo cual había sido elegido y pasó a ocuparse de la Secretaría privada. Eso quizás pudo ser un llamado de atención, un primer dato de su posible corrimiento, pero Eli no lo tomó así porque estaba acostumbrada a los enroques en el seno del gabinete municipal. Atrás, con su salida, queda un gran trabajo con instituciones intermedias, con los gremios y las juntas vecinales; las paritarias que tanto costaron, pero que evitaron las medidas de fuerza que en otros puntos de la provincia eran moneda corriente. La búsqueda constante del diálogo, escuchar, hablar, ceder, nunca imponer, consensuar… fueron ejes de la impronta que se esforzó por dejar Cofré. Mucho de su trabajo seguirá quedando en forma residual en la gestión de gobierno, como los últimos 5 proyectos que presentó, incluso el día que se iba y que no solo no fueron rechazados, sino que se están ejecutando. Trunco queda el sueño de ver realizado el Auditorio municipal, tras el acuerdo entre municipio y Cotecal: el proyecto fue concebido desde la secretaria de Gobierno, imbuido por la extracción docente de Eli y sus inclinaciones en favor de la cultura, las artes, el deporte y toda manifestación de expresión social.

Cofré nos cuenta que tampoco en sus seis años tuvo problemas personales puertas adentros del gabinete, salvo algunas cuestiones muy puntuales devenidas de las tareas que realizaron. Si hubo diferencias en el seno partidario, pero prefiere no referirse a ello. “Me voy tranquila, le puse, sangre, corazón, coraje y voluntad a la función con la que me honraron”, sintetiza.

En el aire queda flotando la idea de que quiere hablar de algo o alguien, pero prefiere callarlo. Pero la situación cambia cuando se la consulta sobre su futuro; allí vuelve la extroversión de siempre “Yo dejé de ser asalariada municipal, pero en política sigo trabajando”. Entonces cuenta sus inicios en política, su participación en el sindicato docente y su incorporación al MOVIC a pedido de Johnston y se sincera “tengo aspiraciones de ser candidata a intendente, creo que son expectativas legítimas. Tengo que ver si la gente nos acompaña. Necesitamos que Catriel mejore y cumpla sus sueños…” Nobleza obliga, preguntamos si esa aspiración la dejó fuera del gabinete, sonríe, pero no dice nada.

Volvemos a la carga “la encuesta que hicimos en VSN…” y no nos deja terminar. Entonces manifiesta que varias personas le han dicho que su exposición y su aceptación en términos de intención de votos en las diferentes encuestas fueron el vehículo de su salida, pero ella no quiere pensar mal.

Se desvía y cuenta que diferentes referentes se han acercado, tras su desvinculación del Gabinete municipal, pero que ella forma parte del Movic, cree ser una opción vigente partido adentro y que hay que ver cuantas iniciativas surgen, que hay que respetar la organicidad del partido vecinal pero que si se ejecuta la ley de Lemas tal como establece la Carta Orgánica, ella será una de las candidatas. “Charlo con todos y escucho a todos. Trato de interpretar al vecino, ya veremos que nos depara el destino” reflexiona mirando por la ventana, como soñando, pero reacciona y expresa “Pero no es tiempo de candidaturas, sino de trabajar, y seguir adelante; yo dejé el gabinete, pero sigue la gestión con la cual me siento identificada y cada una de mis acciones serán para fortalecer a este gobierno que yo también elegí. Nos vamos, ya las luces de neón brillan con fuerza en la calle y desde el marco de la puerta insistimos

– La encuesta fue un tiro en la frente para tu cargo de funcionaria Eli

– La encuesta me llenó de expectativas. Me dio mucha fuerza y esperanza. Me da el aliento para comprometerme más.  Pero no sé si tendrá que ver con mi salida.

– ¿Qué sentiste cuando te viste primera en la intención de votos?

– No puedo negar que me sentí muy bien, pero nada más, la encuesta es sólo una foto de un momento. Hay que seguir trabajando. Aprovecho para aclarar que la encuesta no la pagué yo -se ríe-

– ¿Y ahora cómo sigue todo esto?

– Ahora vuelvo a mi cargo de Directora de la Escuela 119 de Peñas Blancas, pero seguiremos recorriendo la ciudad y escuchando. No se deja de ser un referente social por dejar un cargo.

Nos vamos ahora sí, con más certezas que dudas. No sabemos si no lo quiso decir, no se animó, o no está segura. Pero nuestra tarea de cientistas sociales, más allá del periodismo, ve una vez más una hipótesis que no ha podido ser refutada. La encuesta que lanzamos con VSN, y que mostró primera a Cofré en intención de votos, fue la puerta de salida para la secretaria de Gobierno municipal de Catriel. Hasta imaginamos que alguien dijo “si quiere ser candidata que lo haga con plata de ella”. Que nos vengan a desmentir.

Share Button

Comments

comments