Comunicado: A 1 año de la desaparición de Félix

Catriel.- Hoy se cumple un año de la desaparición del joven Félix Cara, hijo de Vanesa Moreno y Pedro Cara, quienes al día de hoy aún buscan justicia y reclaman mayor profesionalismo y compromiso en la búsqueda de personas.

Luego de una desesperada búsqueda que duró 21 días, Félix apareció sin vida en la ciudad de Catriel. Por las irregularidades en el proceso de búsqueda, la policía de Río Negro removió a toda la antigua cúpula de la Unidad IX de Catriel: Ricardo Pérez (Comisario), Juan Acuña (Sub-Comisario) y Juan Carlos Asaroff (Jefe Interino) contra quienes la familia inició acciones legales.

Luego de lo sucedido, los padres de Félix, reflotaron y expusieron también el caso de Horacio Rodríguez, un hombre de 65 años desaparecido en la ciudad desde el 31 de diciembre de 2015 y encabezaron la lucha para que se concrete un protocolo de búsqueda para personas desaparecidas. El mismo fue sancionado por la Legislatura de Catriel el 29 de diciembre de 2016. A continuación compartimos el comunicado de Vanesa Moreno.

COMUNICADO DE VANESA MORENO

El 15 de mayo de 2016 Félix salió de su hogar, sus padres familiares y amigos lo buscaron desesperadamente por 21 días hasta encontrarse con el peor de los finales. Una justicia que no actúo, una cúpula de la policía que no llevó adelante su tarea competentemente. No existió investigación, ni coordinación entre los organismos gubernamentales que debían actuar. Un gobierno provincial y local que sólo miró para otro lado.

El caso de Félix marcó una grieta en torno al rol del Estado en materia de extravío y desaparición de personas. Visibilizó la ausencia de políticas públicas y de mecanismos efectivos e inmediatos de búsqueda.

Los padres, familiares y amigos de Félix trasformaron el profundo dolor en un camino de acciones que tiendan a poner en agenda la temática de las personas que desaparecen, buscando generar conciencia y repuestas por parte de los organismos que tienen del deber de cumplir con su función pública, con el fin de prevenir y evitar que ocurran casos similares.

En este marco de ideas, sus padres comenzaron a buscar respuestas en la justicia, como así también se acercaron al gobierno municipal, al Gobernador, secretario de Derechos Humanos y Ministro de Seguridad intentando movilizar un actuar diligente que atienda la temática de la desaparición de personas. De estos encuentros solo resultaron promesas sueltas, silencio, indiferencia y actuar omiso.

Sin embargo, Vanesa Moreno, Pedro Cara, familiares y amigos que los acompañan no se conformaron, así se acercaron hasta Nación llevando el reclamo, en este encuentro la Dra. Risco se mostró alarmada al tomar conocimiento de las falencias en la investigación y se comprometió a enviar una recomendación a la Fiscal que interviene en su causa.

En la localidad, junto a vecinos y organizaciones intermedias se elaboró a través de una construcción colectiva un Protocolo de Búsqueda de Personas desaparecidas, el que fue presentado a la legislatura local mediante el mecanismo de iniciativa popular. El mismo, los principios y las políticas de actuación en caso de desaparición de una persona. Detalla lo que debe hacerse las primeras 24 horas, horas claves de la búsqueda. Menciona cómo proceder luego de las 24 horas. En esta etapa se destaca la entrega de datos que puedan aportar aspectos claves a la búsqueda como claves de redes sociales, números de contactos, listas de llamadas realizadas, o cualquier otro material. También se especifican los roles que deben tener la policía, la fiscalía y los medios de comunicación. Y avanza sobre la contención psicológica a la familia que busca a su ser querido.

Hoy Catriel cuenta con una herramienta jurídica imprescindible de vital importancia para todos sus ciudadanos que puede marcar un camino de inicia para mejorar el sistema de búsqueda de personas, sin embargo, aún no se publicó, tampoco se ha facilitado la impresión formal del mismo.

Se logró conformar la brigada de canes de Catriel en el Puente Dique, pese a que ya estaba en marcha su creación, se aceleró su conformación. La familia de Félix donó a O,connor, un labrador Golden que se entrena específicamente para rastrear a personas.

A la par de las acciones políticas se presentaron ante la fiscalía de Cipolletti (UFT n° 3), dos denuncia) por violación a los deberes de funcionario público y abandono de persona durante la búsqueda de Félix Cara y el hallazgo del cuerpo. La denuncia se dirige contra los funcionarios públicos que actuaron en ambos procesos y contra quienes se les requirió actuación concreta y no la prestaron, entre ellos, la Fiscal a cargo de la Investigación y la cúpula policial de la Comisaria 9na de Catriel. También se solicitó, se abra la investigación contra los superiores jerárquicos que debieron controlar la dirección, regularidad, diligencia y exhaustividad, tanto durante la búsqueda como durante el hallazgo del cuerpo de Félix. Se ofreció como prueba el expediente judicial que se encuentra en trámite ante el Juzgado de Instrucción n° 2 de Cipolletti, y los testimonios de más de 80 vecinos y vecinas de Catriel que colaboraron con la familia en una búsqueda en la cual el Estado estuvo completamente ausente.

Todavía esperamos que estas denuncias caminen, que la justicia de se expida, que los fiscales dejen de excusarse y realicen su trabajo.

Hoy a un año desde la ausencia de Félix, el dolor no pasó, solo se trasformó en un querer y sentir que no vuelva a ocurrir lo mismo, sin embargo, la indiferencia y actuar omiso continua presente.

Es fundamental que la sociedad tome conciencia. Es de suma importancia entender que el Estado es responsable y debe actuar ante la desaparición de una persona. Es necesario visualizar lo que está ocurriendo con los desaparecidos en democracia, con las búsquedas que no permiten la localización de las personas desaparecidas, y la falta de medidas necesarias por parte del Estado, que desencadenan en una total violencia institucional hacia las familias que buscamos a un ser querido.

Share Button

Comments

comments