Crianceros del puesto La Marga denuncian que quieren desalojarlos 

Catriel.- Una familia de crianceros denuncian que los quieren desalojar de las tierras que trabajan “hace más de 40 años”.  Se trata de la familia Parada-Geréz que tiene un puesto en el campo La Marga, ubicado en el kilómetro 93 de la Ruta Nacional 151. A fines del mes pasado la Justicia dictó un mandamiento de constatación, se trata de una figura que se encuadra en el marco de una demanda por desalojo y que significa que se autoriza a una inspección ocular sobre el lugar para saber quienes lo habitan. La demanda fue iniciada por Ricardo Aparicio y Rafael Ortiz quienes tienen el título de propiedad de ese sector que abarca unas 12 mil hectáreas y que la familia Parada-Geréz reclama como suya porque dicen que la trabajan hace más de 40 años.

Las tierras eran originariamente de Félix Mabellini, un reconocido automovilista de Cipolletti que falleció en 2016. El corredor, amigo de José Parada, lo dejó ingresar con su familia para que trabaje las tierras a fines de los años setenta. Sin embargo, Mabellini perdió un juicio en la década del 90 y le subastaron el campo.  Aparicio y Ortiz ganaron el remate y se quedaron con las 12 mil hectáreas.

Al tratarse de tierras que están fuera del ejido urbano de Catriel la escrituración depende de la provincia. En Río Negro, salvo Cipolletti, ninguna ciudad tiene aún definidos los ejidos colindantes. “Mabellini dejó entrar a mi padre y su familia hace más de 40 años para trabajar la tierra. Esto nos pertenece porque hay una ley que nos ampara”, explicó Lucia Parada, hija de José Parada.

En el mandamiento de constatación, el fuero civil liberó oficios para que el juzgado de Paz de Catriel, que está a cargo de Georgina Garro, se encargue de las diligencias y dándole autoridad para realizar allanamientos en domicilios y requerir la fuerza pública “en caso de ser necesario”. Sin embargo la orden no se llevó a cabo. Los demandantes llegaron al lugar acompañados por efectivos policiales pero no ingresaron al campo. Del otro lado había unos 30 crianceros que trabajan los campos que cerraron la tranquera y no les permitieron el paso. No hubo incidentes y la policía abandonó el lugar.

“Nosotros le pedimos al Gobernador que tome cartas en el asunto porque quieren dejar a un montón de familias sin nada. Estas tierras fueron trabajadas siempre por los crianceros”, indicó un criancero. El gobernador Alberto Weretilneck tuvo un encuentro con los chacareros, pero no hubo grandes avances.

En esas tierras hay producción hidrocarburífera y las empresas que operan en el lugar pagan servidumbre. Los crianceros aseguran que nunca “vieron un peso” y que la plata se la llevan quienes tienen el título de propiedad. “Nosotros solo queremos que nos den una extensión de la tierra para que podamos trabajarla, no pedimos nada más”.

En ese sector se encuentra el yacimiento el Jagüel donde se proyecta un parque eólico. Si bien Aparicio y Ortiz tienen el título desde los 90, nunca realizaron ninguna demanda. La familia sospecha que el juicio de desalojo comenzó luego que ellos iniciaran un trámite para la mensura de ese campo y poder escriturarlo. “Justo cuando avanzamos con esto empezó la demanda.

Share Button

Comments

comments