Crisis petrolera: en Catriel ya comenzaron los despidos

Gentileza

El senador y titular del gremio petrolero, Guillermo Pereyra, aseguró que “apostarán al diálogo” para resolver el conflicto que emergió con YPF luego de que el gremialista denunciara el miércoles pasado que iban a despedir “400 trabajadores de Rincón de los Sauces, 300 de Cutral Có y Plaza Huincul y 300 de Catriel”. En nuestra localidad ya comenzó el ajuste, una empresa de servicios desvinculó recientemente a 40 empleados que arreglaron indemnización con YPF. Se especula con que podría haber más despidos pronto.

Una fuente del sector hidrocarburífero y otra del arco político señalaron a este medio que en el caso particular de Catriel “la empresa quebró” y todos los empleados fueron despedidos “ya arreglaron con YPF su indemnización”, pero admitieron que “el escenario no es bueno, es mucha gente que se queda sin trabajo, no hay otros sectores de la economía que los absorba y por cómo viene el asunto, esto es solo el inicio”. Otra fuente del rubro petrolero aseguró que los 40 despedidos representan “la mitad del personal” de la empresa de servicios que fue una de las primeras impactadas por esta nueva política laboral de YPF.

Si bien en un primer momento Pereyra salió con los tapones de punta contra YPF asegurando que “cuando intenten despedir compañeros esto se paraliza, se pudre todo” e incluso les pidió a los intendentes que se involucren en la defensa de los puestos de trabajo, hoy parecen haberse calmado los ánimos ya que sostuvo que no habrá medidas de fuerza y apostarán por el diálogo para conseguir un acuerdo que garantice las fuentes laborales. El origen del conflicto con YPF es por puestos de trabajo de empresas contratistas que se desempeñan en los yacimientos convencionales que opera la empresa nacional. Según afirmó Pereyra, YPF planea reducir en total 1000 puestos de trabajo con el fin de lograr bajar sus costos un 20 por ciento en cinco años. En conferencia de prensa, el líder petrolero adelantó que la próxima semana se reunirá con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y con autoridades de la petrolera en la ciudad de Neuquén para insistir en su pedido de reubicar a los obreros de compañías prestadores de servicios.

“Cuando se firmó la adenda al convenio de trabajo, a principios del 2017, hubo 1700 compañeros con retiros voluntarios y el presidente de YPF me dijo que con eso equilibraban sus cuentas. Pero ahora pretende despedir a otros mil trabajadores”, protestó Pereyra. “Esta vez no vamos a permitir despidos ni directos ni encubiertos como retiros”, afirmó en diálogo con LM Neuquén.

“Estamos preocupados y en estado de alerta. Están saliendo cartas documento enviadas desde el Presidente de la Nación (Mauricio Macri) para abajo, y cuando intenten despedir compañeros esto se paraliza. Se pudre todo”, había asegurado el miércoles pasado.

De concretarse lo anunciado el impacto económico y social de estas medidas será muy importante para nuestra ciudad y aunque en su momento la Municipalidad de Catriel absorbió a varios desocupados que reclamaban por puestos laborales en el sector hidrocarburífero, con la cantidad de despidos anunciados, esta vez el escenario se vislumbra mucho más complejo. Será crucial que se desarrollen y activen políticas públicas municipales, provinciales y nacionales para paliar la situación.

Share Button

Comments

comments