De pelos: cortes gratis para los chicos del merendero del Lote 14

Catriel.- Los integrantes de la peluquería Navaja de Oro se acercaron hasta el merendero del Lote 14 esta semana para cortarles el pelo gratis a los chicos que asisten al lugar, compartir mates y algún que otro entremés. Los estilistas repitieron la acción que ya habían realizado en enero. “La pasamos genial siempre que vamos, por eso volveremos cada vez que podamos”, sostuvo Germán Antoniuk, dueño de Navaja de Oro.

Antoniuk y Candela Pérez visitaron el merendero y realizaron cortes de pelo desde la tarde hasta bien entrada la noche. “Terminamos cortando a la luz de mi camioneta, nos fuimos como a las nueve y media de la noche. Pasamos una gran tarde con los chicos y la gente del merendero. Compartimos mates y unos bocaditos, llevamos unos caramelos para los chicos, salió todo espectacular. Siempre es lindo visitarlos”, señalaron.

Antes del ser el “Merendero del Lote 14” ese lugar era un patio de una familia donde los chicos iban a tomar la merienda y así comenzó a gestarse un espacio para todos los vecinos. Con la ayuda de un comerciante de la ciudad y la mano de obra de los lugareños se construyó un espacio que hace las veces de salón de usos múltiples. Allí, además de merendar, realizan un montón de actividades sociales interdisciplinarias que conectan al barrio con la ciudad en cuestiones religiosas, políticas, deportivas y culturales.

La iniciativa del merendero surgió luego que el Municipio local decidiera cerrar el comedor del barrio Carod. Allí asistían la mayoría de los chicos de este populoso barrio de trabajadores, algunos efectivos y otros simples changarines, que comenzó como un asentamiento y hoy busca regularizar su situación dominial. En su momento, el cierre del comedor municipal, supuso un impacto muy fuerte en las alicaídas economías de muchos integrantes de Lote 14, pero, lejos de amilanarse decidieron, al menos, conformar un merendero. Entre todos los vecinos aportaron lo poco que tenían y con pallets, nylon y cartón tuvieron su primer lugar propio para funcionar. Mediante el “boca a boca” y también a través de las redes sociales comenzaron a recibir donaciones para poder dar una taza de leche caliente y un poco de pan a más de 30 chicos del lugar.

La propuesta de los coiffeurs locales se suma a la de muchos otros comerciantes y empresarios locales que han tomado como propia la tarea de los vecinos del Lote 14 y se espera que un efecto contagio sigue elevando la cantidad de proposiciones porque en el merendero todos los días falta algo.

Otra de las propuestas que tienen en Navaja de Oro es extender esta iniciativa a otros lugares como el hogar de ancianos o el hospital. “Fue una gran experiencia, en el Merendero nos invitaron a volver cuando queramos, no a cortar el pelo sino a compartir un momento con ellos”, sintetizó Antoniuk.

Share Button

Comments

comments