El juicio contra Fontaine ingresa en su etapa definitoria

El defensor Mendaña y el doctor Fontaine

Catriel.- Hoy se realizó la cuarta y última audiencia testimonial en el juicio contra el cirujano Javier Fontaine procesado por homicidio culposo. Se escucharon cuatro nuevos testimonios y se fijó una nueva audiencia para el viernes donde se escucharán de los alegatos de las partes.

Fontaine está acusado de mala praxis en una intervención quirúrgica que desencadenó con la muerte de Elsa Chavarría. El hecho ocurrió en 2012 en el hospital de Catriel donde Fontaine se desempeñaba cirujano general y la víctima era una empleada del centro de salud. El juez Álvaro Meynet tiene ocho días hábiles, luego de los alegatos, para dar al conocer la sentencia. La pena para la figura penal contra el médico estipula de 3 a 6 años de prisión y puede ser excarcelable si le dan la mínima, es decir 3 años.

Hoy fue el turno de profesionales que en el momento del hecho trabajaban en el nosocomio local. Tres médicos y una enfermera. Marcelo Fazio, Peña,  Óscar López, y la enfermera Suyay Mardones

Fazio y Peña estuvieron durante la cirugía y coincidieron en que la laparoscopia de vesícula duró alrededor de dos horas y media. En el informe de las enfermeras dice que la paciente ingresó a las 8.30 y salió a las 12.30.

López aclaró que él era médico de guardia. Que todo paciente con cirugía tiene un médico de cabecera y que asistió a la víctima “una vez” porque fue llamado por las enfermeras a causa de los dolores que padecía la mujer.

Mardones indicó que Fontaine fue a verla a la oficina  de enfermería a las 17.40 indicando que le suministre a la paciente nubaina, un fuerte analgésico. Al día siguiente el cirujano la solicitó derivación al Juan XXIII de Roca. Finalmente fue trasladada al policlínico de Cipolletti.

Se va a incorporar toda la prueba por lectura y el juez aceptó admitir la grabación  de la charla que mantuvieron los familiares con el médico Fontaine cuatro días después de la muerte de Chavarría. Ese encuentro no tuvo el control de la defensa, pero Moynet decidió aceptar como parte de la prueba.

Elsa Liliana Chaverría murió el 4 de enero del 2012 luego de someterse a una cirugía producto de una infección que según la querella y la fiscalía se produjo por una “mala praxis” en una intervención que Fontaine realizó el día anterior. Luego de la primera cirugía, Chavarría fue trasladada a un sanatorio de Cipolletti con un cuadro de hipertensión. La víctima había sufrido un paro cardiorrespiratorio en su estadio en el sanatorio de Cipolletti y fue sometida, a las 10 de la noche del 4 de enero, a una cirugía por una infección. Falleció en el quirófano.

Fontaine, que fue cesanteado de Salud Pública de Río Negro en 2014, está procesado con la figura de homicidio culposo que prevé una pena de 3 a 6 años de prisión.

Share Button

Comments

comments