El Sindicato de Petroleros le soltó la mano a operarios de SIMA

Gentileza

Catriel.- La empresa Ingeniería SIMA decidió enviar a unos 17 operarios locales a sus hogares sin trabajar por los próximos dos meses. Los empleados esperaban una mayor defensa por parte del Sindicato de Petroleros Privados (SPP) ante este contexto, pero el gremio se desentendió de la jugada y avaló la determinación. Dos audios filtrados luego de una reunión ocurrida ayer en Neuquén dejaron al descubierto la situación. Hace poco el líder del SPP y senador nacional Guillermo Pereyra había prometido que pararía “inmediatamente” en los yacimientos “que envíen a compañeros a su casa”.

Todo comenzó el jueves 2 de agosto por la mañana cuando un grupo de 17 empleados de la empresa SIMA (contratista de Vista Oil & Gas) fueron notificados de forma verbal por el equipo de Recursos Humanos de la firma de la decisión de que “no suban a trabajar”. El grupo, desconcertado, subió de todas formas ya que al no contar con una notificación por escrito si no subían podían ser pasibles de algún tipo de sanción por parte de la empresa. Durante toda la jornada estuvieron en sus puestos de trabajo cumpliendo horario sin desarrollar actividad alguna más que esperar una supuesta visita del N°2 del gremio; Ricardo Astrada, quien se encontraba “viajando hacia el yacimiento para solucionar el tema”, de acuerdo a la información que le fue brindada a los operarios por los pocos delegados de equipo que se hicieron presentes aquel día. Esa visita nunca se concretó.

Finalmente, fueron los propios operarios los que debieron trasladarse hasta la ciudad de Neuquén para mantener una reunión con Astrada en la sede del Sindicato de Petroleros Privados. En uno de los audios filtrados, se escucha a uno de los operarios que participó del cónclave decir: “Mirá en este momento estoy afuera del gremio. Estamos por tener la reunión con Astrada porque en el transcurso del día no pasó nada. Así que estamos a la espera de que nos atienda. Nada, no sé a qué hora iremos a salir. Pero si salimos muy tarde, mañana te llamo y te comento”, en un mensaje enviado a un compañero de trabajo.

Pocas horas después, otro audio comenzó a circular por WhatsApp. “Bueno, para los compañeros que me escribieron y que me llamaron, no contesté porque estamos recién saliendo de la reunión. Sigue en pie (la decisión), nos tenemos que quedar en la casa. Es lo que nos dijeron. A pesar de no tener una notificación escrita. Pareciera ser que vamos a ser los 17 que llamaron ayer, de momento. La idea es que nos quedamos dos meses en la casa, después de eso se verá. La orden es no subir y quedarnos en la casa, cobrando el básico, a esperar porque ellos supuestamente siguen en negociaciones. En el transcurso van a ver si pueden hacer bajar al campo a alguno. Era lo que sospechábamos”, se lamenta el mismo operario.

La preocupación entre los 17 empleados de SIMA crece ya que, aseguran tal y como lo hizo el propio Pereyra en su momento, enviarlos a sus hogares sin trabajar “es el paso previo a los despidos”. El conflicto en la firma contratista de Vista no es nuevo. Ya en junio había denunciado que, en plena vigencia de la conciliación obligatoria, estaban siendo convocados a “reuniones voluntarias” donde se les proponía una desvinculación bien remunerada. También sostuvieron que recientemente se realizaron entrevistas laborales a personas oriundas de otras localidades en las oficinas de la empresa.

Todo se da en el marco de las readecuaciones y recorte de gastos y personal que le son exigidas a muchas empresas contratistas por la petrolera Vista & Oil (nueva operadora de los yacimientos) que pretende recortar gastos y personal en función de incrementar su rentabilidad en la zona.

 

Las promesas incumplidas del gremio de Petroleros Privados:

“HAY QUE ESTAR ATENTOS, Si envían compañeros a la casa, vamos a parar ese yacimiento”, GUILLERMO PEREYRA.

Share Button

Comments

comments