Elecciones de Constituyentes: Un ganador que perdió y tres perdedores que ganaron

La elección de Convencionales Constituyentes de Catriel tuvo como vencedor al Movic que fue el partido que más votos obtuvo: 35% de los electores eligieron esa opción. Luego se encolumnaron el PJ, el Socialismo, la UCR y el ARI- todos tendrán representación en el cuerpo que realizará las modificaciones de la Carta Magna local.

¿Ganó el Movic? Solo en cuanto a quien fue el más votado, porque en realidad no obtuvo el caudal de votos esperados. La idea del partido que gobierna la ciudad era llegar al 52% de los votos para poder tener mayoría absoluta en la Constituyente local; y si bien los votos no son transferibles de elección a elección, la perdida de caudal de votos también fue significativa. De la amplia ventaja obtenida en las PASO y luego ratificada en la primera vuelta de la elección a intendente, a los guarismos obtenidos el domingo 9 de abril hay una diferencia significativa. Esto implicará tejer una necesaria madeja de alianzas para poder imponer criterios en la nueva Carta Magna. Para refrendar lo expuesto, si hablamos de bancas obtenidas el panorama es más claro aun: 7 a 2 en la Legislatura y 6 a 15 entre los Convencionales Constituyentes

¿Perdió el PJ? Los fríos números dicen que sí. Pero como el cubo mágico de la realidad puede mirarse desde varios lados, si nos atenemos a su anterior elección contra el Movic y observamos como quedaron configurados sendos cuerpos colegiados pasamos de 2 a 7 en la Legislatura a 4 a 6 en la Constituyente y además se achicó la brecha de puntos porcentuales entre oposición y oficialismo de una elección a otra. Sin embargo el PJ también sufrió un retroceso: de tener el 28,57% de las bancas legislativas pasa a tener el 26,66 de las bancas de constituyentes.

¿Perdió el Socialismo? a juzgar por el magro porcentaje obtenido, 15%,  y el tercer puesto en la preferencia de los votantes sí. Pero si analizamos el contexto de la presentación del partido de izquierda veremos que en un lapso corto de tiempo armaron la lista, presentaron su plataforma y se echaron al ruedo tras varios años de inacción partidaria. Ser la tercera fuerza ante las dos principales opciones electorales de la localidad y obtener dos lugares en la Constituyente era algo impensado para los socialistas a principio de año.

¿Perdió el radicalismo? Para un partido centenario, que gobernó la ciudad por varios lustros, que siempre tuvo un gran caudal de afiliados y simpatizantes y que obtiene un lejano cuarto puesto, la elección es poco menos que catastrófica. Sin embargo, tras su casi desaparición en Catriel y su ausencia en la actual legislatura, volver a tener representantes en un órgano colegiado municipal elegido mediante el voto popular es algo que casi se puede festejar.

No entra en nuestro análisis la performance del ARI , partido que pasó de ser la tercera fuerza a quedar quinto y lejos. Claramente un perdedor que perdió mucho.

Las elecciones de medio término suelen deparar alguna que otra sorpresa (quien no recuerda el triunfo de De Narváez sobre el mismísimo Néstor Kirchner) incluso el propio intendente Johnston confesó en el previa que podían “tirarle la oreja” al partido gobernante. Por supuesto que estas elecciones no plebiscitaron al gobierno del Movic ni a la gestión del intendente. Es más, también Johnston sale favorecido con este esquema: emerge como la única figura dentro del Movimiento Vecinal, certifica que los votos le pertenecen y puede “contarle las costillas” a sus laderos que llevaron adelante la campaña en la cual tuvieron una gran merma de votantes

Los cuatro partidos analizados tienen motivos para estar contentos y a la vez preocupados. El Movic ganó una nueva elección, pero perdió peso electoral; el peronismo volvió a perder, pero achicó la brecha respecto del oficialismo, el socialismo quedó tercero lejos, pero supo convertirse en alternativa en pocos meses; la UCR obtuvo uno de sus porcentajes históricos más bajos, pero sacaron más votos de los que ellos mismos pensaban. Uno que ganó, perdió y tres que perdieron, ganaron. Pero ojo, de cara al 2019 esta elección  solo es una foto de un momento particular; desde todos los partidos tendrán que salir a capitalizar lo sucedido este 9 de abril.

Marcelo Guerrero

Share Button

Comments

comments