Encuentran sin vida a Horacio Rodríguez a un año y siete meses de su desaparición

Catriel.- El domingo 6 de agosto, pasadas las 17, un vecino de la zona rural cercana a estancia Barrancas y Lote 14 se topó inesperadamente con restos humanos y fotografió la escena. Esas imágenes permitieron a tres familiares directos de Horacio Rodríguez corroborar su identidad. En este momento se encuentran resguardando el lugar ya que, aseguraron, no hay presencia policial ni judicial. “Por las fotos sabemos que es él, pero nos dijeron que van a volver a trabajar recién después de las 9”, indicaron.

La persona que ayer por la tarde encontró fortuitamente el cuerpo se encontraba cazando conejos. Luego del shock inicial, atinó a fotografiar con su celular el escenario para inmediatamente darle aviso a otros vecinos del lugar que llamaron a la Policía varias veces pero que recién arribaron al lugar pasadas las 19. El sitio es de difícil acceso, ya que para llegar hasta ahí hay que recorrer -desde el Lote 14- aproximadamente un kilómetro y medio adentrándose en una zona agreste en la que hay yuyos, pozos, juncos y espinas de alpataco que obstaculizan el avance.

La familia de Rodríguez, que se encuentra cuidando el ingreso al lugar, indicó a VSNoticias que conversó con quien sacó las fotografías y pudieron, a través de estas imágenes, confirmar la identidad del difunto al reconocer la vestimenta que tenía puesta. Puntualmente las zapatillas, el pantalón y la camisa. Sostuvieron que, pese a conocer estas circunstancias, los fiscales de Cipolletti recién se presentarían hoy por la mañana para encabezar las pericias y denunciaron que desde el Estado nadie se acercó a brindarles contención ni tampoco se implementaron las medidas necesarias para preservar el escenario de investigación.

“Primero vinieron a trabajar los de Criminalística con la Policía para delimitar un perímetro con un vallado y después los del COER a hacer una inspección, se fueron y acá quedaron adentro solamente dos efectivos que no sabemos ni a que fuerza pertenecen. Estamos  desde las siete y media de la tarde cuatro mujeres solas cuidando el portón. Cuando encontraron al señor (Juan) Vallejos se quedaron toda la noche. Pregunté por qué acá no y me dijeron que en el caso de Vallejos había sido encontrado en un lugar público, no privado. Y que hasta que no fuera de día no se podía hacer nada. Me comuniqué con los fiscales de Viedma, quedaron en devolverme el llamado y no lo hicieron. La OFAVI (Oficina de Atención a la Víctima) no se puso en contacto conmigo. No vino absolutamente nadie. Es rarísimo el lugar donde apareció, porque esta zona ya había sido rastrillada antes”, señaló a este medio una de las hijas de Rodríguez que se encuentra acompañada por su madre, su hermana y una amiga.

Ese dato es correcto. La zona de Lote 14 y alrededores ya había sido inspeccionada en por lo menos dos oportunidades por las fuerzas de seguridad locales. La primera fue en mayo de 2016 por la Policía cuya cúpula policial era encabezada por el comisario Ricardo Pérez. Luego, en septiembre de ese mismo año, por personal de la U9 (ya bajo el mando de Erik Henríquez), Bomberos Voluntarios, Defensa Civil y Brigada de Criminalística local y regional, en conjunto con la Sección Canes de Cipolletti, quienes realizaron un rastrillaje coordinado en distintos puntos de la ciudad que comenzó en el acceso norte y finalizó ahí. Ninguna de las dos tuvo resultados positivos. Por eso es que la ubicación del hallazgo genera un total desconcierto en los familiares directos del occiso.

Los familiares de Rodríguez confirmaron que planean quedarse hasta que se constituya en el lugar hasta que alguna autoridad local, judicial o de seguridad para garantizar la “correcta preservación de las pruebas y la escena” (durante la madrugada llovió y granizó un poco) y también la debida contención que debieran recibir como víctimas de una lamentable pérdida humana que vino a ser confirmada tras 582 días de angustiosa búsqueda.

Share Button

Comments

comments