Francisco Tropeano: “Viví los golpes del 43 al 76”

Francisco Tropeano fue último de tres testigos en testimoniar el pasado martes 3 de octubre en el juicio por crímenes de lesa humanidad la Escuelita “V” . El contador de 84 lúcidos años, oriundo de Cipolletti, compartió lugares de detención con Félix Oga en varias oportunidades. “Fui advertido unos días antes del golpe (de 1976) por Julio Rajneri, ex director del diario Río Negro, que vino a mi estudio, me contó como iba a ser el golpe y  me dijo: la mano viene muy fea”, reveló ante el tribunal Federal.

Durante sus sucesivos traslados le tocó convivir en el mismo centro de detenciones con el por entonces joven estudiante catrielense de 21 años en la U9 de Neuquén, en Villa Floresta y en Rawson. Durante el juicio tuvo declaraciones sumamente escalerecedoras.

Tropeano contó que el represor Luis Alberto Farías Barrera (ex jefe del personal del Comando de la Sexta Brigada de Infantería de Montaña) lo visitó previo para condicionarlo previo a una declaratoria anterior en 2008. “Me sentí presionado para que dijera cosas, dijo que en el traslado de presos desde Rawson, él les aflojaba las esposas”, aseveró cuando le consultaron si se vio amenazado realmente.

También refrendo las declaraciones de Oga sobre las vejaciones sufridas durante su detención compartida. “Lo vi a Oga y estaba muy golpeado. Me horroricé. También vi a varios presos que se los llevaron y no volvieron más. A mí familia le mentían, le decían que yo había muerto en un enfrentamiento de la Policía con Montoneros”, sostuvo en la audiencia pública.

. “Yo viví los golpes del 43 al 76. Siempre me pregunté por qué no enjuiciaron a los grupos económicos que propiciaron los golpes de Estado y que fueron igual de responsables”. Francisco Tropeano (84)

Además relató que luego de salir en libertad, tuvo una entrevista con un integrante del ejército al que identificó como “el general Sexto”. “Fue él quien le confirmó que se trataba de una dictadura cívico-militar. Me mandó a decir que cuando saliera lo fuera a ver y fui. Me confirmó que esos grupos económicos tenían contacto con los altos mandos (del Ejército). Eso era lo que me importaba, por eso fui a verlo”, dijo.

“Me confesó que ya no podían gobernar y que todo iba a desembocar en un proceso democrático”, agregó. Para finalizar su declaración ante el tribunal Federal, Tropeano expresó ante los jueces y asistentes: “Sufrí mucha tortura. Ojalá esta tragedia nacional nunca se repita. Hoy ustedes escriben la historia”.

NOTAS RELACIONADAS

 

 

Share Button

Comments

comments