Hospital: Aseguran que están las condiciones para garantizar abortos no punibles

Catriel.- Si bien no hay registro de casos de abortos no punibles en el hospital de Catriel, la directora del nosocomio Laura Leiva aseguró que están las condiciones dadas para realizar la intervención en caso de que una persona solicite la interrupción de su embarazo siempre y cuando se encuadre dentro de la ILEs (Interrupción Legal del Embarazo), es decir que esté contemplado en el protocolo nacional ILEs.

Río Negro resolvió adherir a esta ley hace años y cada hospital debe garantizar el derecho. Además hay una ley provincial en este sentido que tiene vigencia desde 2015 y que obliga al sistema de salud provincial a garantizar el derecho al acceso a la interrupción legal del embarazo. En los casos que haya objeción de conciencia como pasa con muchos médicos, éstos deben informar que otras alternativas tienen las mujeres que acudan con esa inquietud.

En los casos de violación, el hospital local cuenta con el protocolo de interacción con otras instituciones y que tiene como objetivo la contención de la víctima, además de brindar la información pertinente sobre el tema.

Qué dice la ley

Si bien la ley ampara el aborto no punible desde 1921, el fallo Fal en 2014 fue paradigmático en el abordaje de las causales. Hay dos causas estipuladas en el artículo 86 del Código Penal que contemplan el aborto: salud y violación. El concepto de salud es muy amplio y por eso se estableció en 2015 un Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo el cual establece criterios más detallados sobre los alcances de las causales, especialmente la de salud integral, que es la más debatida.

El protocolo se complementa con la ley provincial 4796 que estipula la atención sanitaria en casos de abortos no punibles. La resolución establece la “objeción de conciencia” para quienes por razones éticas no deseen practicar el aborto. Además, debe haber un registro público provincial donde quede constancia de los médicos o auxiliares de salud que sean objetores.

La ley provincial establece que la causal salud tiene tres dimensiones: física, mental-emocional y social. Ante la posible afectación de alguna de estas tres dimensiones con el motivo del embarazo, la persona tiene derecho a una interrupción legal del embarazo (ILE). El único requerimiento es el consentimiento informado. El Protocolo va un poco más allá y especifica con más detalle la causal de la salud. “Según la OMS, la salud implica el completo estado de bienestar físico, psíquico y social, y no solamente la ausencia de enfermedades o afecciones” (OMS, 2006). Una atención adecuada y completa de situaciones que habilitan la ILE implica necesariamente una visión integral de la salud”.

Share Button

Comments

comments