Inflación: El costo de vida sería del 23 al 25 % en 2017

La inflación sigue siendo un dolor de cabeza al Gobierno nacional. Según coincidieron en señalar diversas consultoras económicas en el transcurso de los últimos días, el aumento del costo de vida para este año va a terminar entre el 23 y 25 por ciento.

Si bien ese número representa una baja considerable con relación al año pasado, ya que en 2016 el costo de vida aumentó alrededor del 40 por ciento, el punto central es que para 2017 se esperaba perforar para abajo el piso del 20 por ciento anual.

Para la consultora Castiglioni Tiscornia, el año 2017 va a finalizar con un incremento de precios de todo 2017 en el orden del 23 por ciento, al tiempo que considera que la aceleración de índice se volverá a ver en diciembre, producto del aumento de las tarifas.

“Los precios regulados en diciembre van a jugar otra vez un papel importante en la inflación del mes y la finalización del año”, puntualizó Camilo Tiscornia.

El problema es que este índice inflacionario que marcaría 2017 está muy por encima de la pauta establecida por el Banco Central.

Hay que considerar que la autoridad monetaria había calculado para este año un nivel de inflación que iba de un mínimo de 12 a un máximo de 17 por ciento.

El aumento real del costo de vida de este año quedó ya sumamente lejos de la meta máxima, lo cual sin dudas abre una dosis de desconfianza.

Algunos economistas consideran que no es bueno para la economía que el Banco Central se imponga metas muy ambiciosa, casi imposible de cumplir y que podría llevar a que los agentes económicos le crean cada vez menos a la autoridad monetaria, con lo cual se provoca una mayor desconfianza en la economía local.

En ese sentido, en el estudio Miguel Bein estimaron que la inflación final de este año estará en un 24,4 por ciento y que el gran desafío que existe para 2018 es como afianzar el crecimiento económico del país con una baja de la inflación, del déficit fiscal y evitar además que eso tenga un impacto considerable en la población.

“Sin dudas, este es un desafío muy grande que tiene el Gobierno para el año que viene. No es fácil lograr congeniar todos esos factores”, resaltó el economista de la consultora, Federico Furiase.

En la misma línea, la consultora Elypsis vaticinó que el año va a terminar con una inflación del 25 por ciento y admite su preocupación acerca de tener un aumento del costo de vida “muy por encima de las previsiones que realizó el Gobierno, en particular el Banco Central”.

Los empresarios también han expresado cierta inquietud frente al dato de la inflación. En la 23ª Conferencia Industrial, el titular de la UIA, Miguel Acevedo, apuntó que si bien el costo de vida fue más bajo que el anterior, “la inflación sigue siendo muy elevada, incluso con las tasas de interés altas que aplica el Banco Central, lo cual habla quizás de un problema más estructural”.

En el gabinete económico el punto que usan como alentador es que se pasó de una economía con inflación anual superior al 40 por ciento a otra que está en 22 o 23 por ciento anual.

Igualmente, parece muy magro ese consuelo y lleva a que el Gobierno deberá trabajar en varios frentes más profundamente el próximo año, porque parecería que sólo con la política monetaria y las tasas del BCRA no alcanza para domar una inflación complicada como padece el país.

Fuente: Parlamentario.com
Share Button

Comments

comments