La Asamblea Socioambiental criticó la presentación contra la nueva Carta Orgánica

VSN

Catriel.- La Asamblea Socioambiental de Catriel emitió hoy un comunicado criticando la decisión del Intendente Carlos Johnston de presentar un recurso de no innovar (status quo) ante la justicia de Cipolletti contra la nueva Carta Orgánica de Catriel. En el texto apuntaron contra el mandatario municipal y resaltaron que la nueva constitución municipal prohíbe, entre otras cosas, emprendimientos como el de la planta de tratamiento de residuos tóxicos que pretende desarrollar Crexell en el kilómetro 68,5 de la Ruta Nacional 151. A continuación el texto completo.

Comunicado de Prensa

Desde la Asamblea Socio Ambiental Catriel repudiamos los actos en la presentación de NO INNOVAR realizados por el Intendente Municipal Carlos Alberto Johnston, ante la puesta en vigencia de la actual carta Orgánica sancionada en Noviembre del Año 2017, en la elaboración de la misma estuvieron los referentes de diferentes partidos políticos, que fueron elegidos de manera democrática, lo que da por sentado que dicho proceso se sustentó en la pluralidad de voces, Por lo que consideramos arbitraria, poco democrática, caprichosa y tendenciosa la manera de proceder del Mandatario local. El mismo que intentó desvirtuar la actividad de los convencionales durante el tiempo que duró la labor, mediatizando un acto totalmente democrático como la reforma de la Carta Orgánica de la Ciudad de Catriel, dejando entrever que habían intereses creados los mismos que se verían afectados con la puesta en vigencia de la actual Carta Orgánica.

Desde esta asamblea llevamos adelante la lucha por la no instalación del mega proyecto propuesto por la empresa Crexell soluciones ambientales de una supuesta planta de tratamiento y relleno de seguridad. No porque queremos ir en contra de todo lo que el gobierno municipal pretende, somos vecinos y vecinas preocupados por lo que este emprendimiento significa. Las dimensiones de la planta, los riesgos ambientales, la falta de información y desestimación de nuestros reclamos ante los organismos de control tanto
provinciales como municipales, los antecedentes que recaen en la Secretaría de Ambiente y desarrollo sustentable, la limitación impuesta para evitar un tratamiento desde instituciones y entes con experiencia en la temática, FARN, COIRCO, GREENPEACE, no nos garantizan el derecho a vivir en un ambiente sano.

La Nueva Carta Orgánica prohíbe expresamente el desarrollo de este tipo de emprendimientos, uno de los puntos que al actual intendente de la localidad pretende “no innovar” dejando ver el desinterés por la salud de la población toda y del ambiente en general. Hace unos meses el intendente manifestó su complejo estado de salud, situación que impactó en la población y provocó una reacción de empatía y deseos de recuperación, ¿Cuál sería la diferencia con el resto de la población? ¿Qué va a pasar cuando las patologías se visibilicen en las personas que habitamos Catriel producto de la contaminación ambiental por un basurero petrolero? ¿cuál es el interés que hay de fondo? Hasta hace un tiempo la justificación de funcionarios locales para llevar adelante este mega basurero era tratar los mal llamados pasivos que no se estaban tratando, dejamos ese argumento fuera de discución al informar que las empresas tienen áreas especiales que realizan uno de los tratamientos que Crexell propone. Ahora la justificación es que no deberían tratarse en las áreas donde se extrae el hidrocarburo. Declaraciones desde la desinformación absoluta y sin sustento técnico. La arbitrariedad con que el intendente realiza una presentación vulnerando la labor del cuerpo colegiado se contradice con la “voluntad popular”, frase muy utilizada por parte del oficialismo durante todo el proceso de la convención constituyente, atentando directamente contra la democracia.

Recordamos que la función del Intendente es el bienestar general de los
habitantes de Catriel.

 

Share Button

Comments

comments