La Federación Universitaria del Comahue se expidió sobre los allanamientos en Roca

La Federación Universitaria del Comahue se reunió ayer en la Facultad de Derecho, Ciencias Sociales y Lengua invitando “a todos los estudiantes de la Facultad y a otros Centros Estudiantes que no pertenezcan a Comahue” a participar. Luego se expidió sobre los hechos ocurridos el día 9 de diciembre.

Comunicado de la representativa de centro de estudiantes abierta de la FEDERACIÓN UNIVERSITARIA DEL COMAHUE

El día 9 de diciembre la Policía Federal realizo un allanamiento a las Residencias Universitarias de las Facultades de Derecho y Cs. Sociales y la Facultad de Lenguas de la Universidad Nacional del Comahue.

El operativo se realizo de un modo llamativamente ilegal:

Comenzó pasadas las 20.30, lo cual solo se puede realizar de manera excepcional, y contó con la presencia de 30 policías armados y en algunos casos con la cara cubierta.

Inmediatamente entraron a las residencias, sin identificación previa, pateando y rompiendo las puertas de las viviendas, obligando a tirarse al piso a los y las estudiantes que se encontraban estudiando, comiendo, bañándose etc.

Al momento de entrar en una de las residencias obligaron a una compañera a salir de la ducha y no permitieron vestirse, mantiendola desnuda durante el operativo. Además, esposaron a la mayoría de los estudiantes y apuntaron con armas de gran calibre a los y las mismas.

El operativo se desarrollo aproximadamente por 3 horas en las cuales mantuvieron encerradas y encerrados a las residentes, sin comunicación con el exterior y con abogadas que se encontraban fuera de las residencias exigiendo entrar para garantizar el derecho constitucional de defensa de los y las residentes.

Al ser solicitadas las ordenes de allanamiento, en un primer momento fueron negadas y la información era poco clara. Luego procedieron a mostrar la orden y esta se encontraba firmada por el secretario del juez Greca y no firmado a puño por el juez competente como exige el Articulo 31 de la Ley Nacional de Educación Superior N°24.521, sancionada en 1995: “La fuerza publica no puede ingresar en las instituciones Universitarias nacionales si no media orden escrita previa y fundada de juez competente o solicitud expresa de la autoridad universitaria legítimamente constituida”.

Sumado a esto la ausencia de algún funcionario público que responda por los accionares llevados a cabo en el allanamiento, como debería ser la presencia del secretario que firmó la orden.

Concluyendo así que el proceso contó con enormes irregularidades, con un accionar desproporcional e implantando un show violento e ilegitimo en nuestra Universidad Nacional.

Este no es un hecho aislado, sino que se enmarca en un contexto donde el gobierno nacional ha decidido avanzar sobre la educación publica y al pueblo en su conjunto, amedrentando y reprimiendo los sectores vulnerables entre ellos la juventud. Muestra de esta política represiva son: Asesinato de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, desalojo y represión a las movilizaciones de los y las trabajadores /as, como por ejemplo la represión de MAM. Contamos con antecedentes de activación de las fuerzas publicas en las Universidades Nacionales como paso en Jujuy, Salta, Mar del Plata, Rosario, Viedma, La Matanza violando la autonomía universitaria.

Este modo de operar sobre nuestra comunidad universitaria va de la mano con nuestro estado actual de emergencia universitaria, emergencia edilicia, y recorte de presupuesto, de esta forma el gobierno busca hacer pasar su paquete de reformas y medidas que atacan a nuestra educación como las reformas educativas.

Repudiamos los posicionamientos actuales de la gestión la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y La Universidad del Comahue, donde sólo se denuncia el carácter procedimental del ingreso de la fuerza pública en la universidad y no se denuncia la violación de la autonomía universitaria y la injerencia del ingreso de estas fuerzas en nuestra casa de estudio.

Necesitamos en estos momentos que Universidad y la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y la Facultad de Lenguas encabecen el pedido de nulidad del procedimiento ilegal llevado por la P.F.A ., realizando las denuncias pertinentes, y brindando a su vez la posibilidad de asistencia letrada a nuestros compañeras y compañeros, así mismo solicitamos el resguardo y garantía de la seguridad física y psicológica de las compañeras y compañeros como su permanencia en la universidad.

Convocamos a los y las estudiantes docentes, graduados y no docentes, así como organizaciones políticas y sociales, a repudiar este accionar y a exigir que se investiguen las responsabilidades pertinentes y se apliquen las sanciones correspondientes.

¡FUERA LAS FUERZAS REPRESIVAS DE NUESTRAS UNIVERSIDADES! ¡BASTA DE REPRESIÓN!

 

Share Button

Comments

comments