La pirotecnia volvió a sonar, pero no hubo incidentes

VSN

Catriel.- Cuando el reloj marcó las 12 los fuegos artificiales volvieron a sonar en la localidad. A pesar de la ley que rige desde mediados de 2016 que prohíbe la venta y uso de la pirotecnia de estruendo, Catriel recibió el 2018 con muchos ruidos.

La buena noticia es que no se registraron consultas por quemaduras en el hospital local. Desde el nosocomio informaron que hubo ingresos por abusos en la ingesta de alcohol y de alimentos, pero ningún caso “reviste gravedad”. De esta manera en ninguna de las fiestas de fin de año se detectaron casos de quemaduras. Es el segundo año consecutivo que no se registran incidentes en Catriel.

Vecinos de la localidad denunciaron a varios comercios por vender pirotecnia de estruendo y al Municipio por no controlar.  Como ocurrió en 2016, la ley que prohíbe el uso de la pirotecnia de estruendo no se respetó. La Legislatura prohibió el uso de pirotecnia audible, es decir que solo se pueden utilizar lumínicos. Sin embargo la ordenanza en ambos años estuvo lejos de cumplirse. La fiscalización para evitar la venta, tenencia y utilización está a cargo del Municipio. La jueza de Faltas Laura Morales informó que se hicieron inspecciones previas a la Nochebuena pero no confirmó si hubo alguna contravención.

Principio de incendio 

Pasadas las 00.30 se escuchó la sirena de Bomberos producto de un incendio de pastizales en un baldío sobre la calle Rumania al 800, barrio Santa Cruz. Desde el cuartel de Bomberos Voluntarios informaron que una dotación controló rápidamente las llamas y no hubo perdidas.

Share Button

Comments

comments