La quinta central de energía nuclear del país será instalada en Río Negro

Se sumará a las actuales Atucha 1 y 2 y Embalse. También se acordó la construcción de la cuarta central del país, Atucha 3, que se instalará en Lima, provincia de Buenos Aires. Representará una inversión histórica para Río Negro.

La decisión fue ratificada en un encuentro del que participó el presidente de la Nación, Mauricio Macri; autoridades de la Empresa Estatal China de Energía CNNC; el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck; el presidente de Nucleoeléctrica Argentina (Nasa) Omar Semmoloni; el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera; el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren; y el subsecretario de energía nuclear de la Nación, Julián Gadano.

La empresa estatal CNNC es la encargada de la construcción de las centrales de energía nuclear en China. Argentina acordó con esta empresa la construcción de Atucha 3 en Lima desde principios de 2018 (donde se ubican Atucha 1 y 2) y la restante en Río Negro a partir de principios de 2020. En el caso de nuestra provincia, falta definir el lugar de emplazamiento. En lo que resta de 2017 se terminará de acordar todos los aspectos legales, de seguridad, financiamiento, económicos y comerciales respecto de estas dos nuevas centrales que se construirán en el país.

La central de energía nuclear en Río Negro demandará una inversión superior a U$S8.000.000.000, y durante los cinco años que demandará su construcción contratarán cerca de 4.000 personas.

“Es muy importante para Río Negro la decisión del Gobierno Nacional, el presidente Mauricio Macri y los técnicos de la Comisión Nacional de Energía Nuclear que la quinta central de energía nuclear del país esté ubicada en nuestra provincia”, expresó hoy el gobernador Alberto Weretilneck.

En diálogo con LU19 recordó que hoy Argentina cuenta con tres centrales de energía nuclear, una emplazada en Embalse (Córdoba) y dos de Atucha en Lima (provincia de Buenos Aires). La cuarta central estará también en Lima y la quinta en Río Negro. “Esto significa para nuestra provincia una noticia muy importante desde todo punto de vista. Estamos hablando de una inversión de más de U$S8.000.000.000, algo inédito en toda la historia de la provincia”.

Agregó que “en su construcción, que durará unos cinco años, trabajarán unas 4000 personas, lo que habla de la importancia para la provincia desde el punto de vista de la economía, el comercio, la industria, y el empleo. En tanto, una vez que la central esté en marcha, formarán parte de ella unos 800 operarios, con personal calificado de alto sueldo, que desarrollará la zona donde será emplazada en muchos aspectos, con hospitales, escuelas, rutas, y redes eléctricas para transportar energía”.

“Es una noticia que nos llena de orgullo porque nuestra provincia está en condiciones de recibir una inversión de estas características. Río Negro siempre fue protagonista en materia nuclear. Hace más de 50 años se empezó con el primer proyecto nuclear en Bariloche, el Instituto Balseiro, la CONEA en Bariloche, el reactor nuclear RA-6 construido por INVAP y el enriquecimiento de uranio en Pilcaniyeu. Desde hace muchos años la provincia viene desarrollando tecnología nuclear, y ahora esto consolida todo lo que se ha hecho en tanto tiempo”.

Weretilneck explicó que “aún resta definir el lugar donde estará emplazada la central. Esta decisión se rige por parámetros y regulaciones de la autoridad nuclear internacional, que superan ampliamente a la Provincia y el país. INVAP ha hecho distintos estudios y hay ocho posibles alternativas”.

En este marco, el Gobernador rionegrino graficó la importancia del crecimiento del uso de la energía nuclear con usos pacíficos. “El 80% de la energía eléctrica que utiliza Francia es de origen nuclear, que también tiene un gran desarrollo en otros países como Holanda, Noruega, Suecia y Estados Unidos o la propia China, que tiene unas 40 centrales de este tipo. La ventaja de generar energía eléctrica desde este tipo de centrales es el menor impacto ambiental. La generación de energía con los métodos tradicionales genera impactos fuertes en el medio ambiente y la vida de la gente, mientras que el impacto de las centrales nucleares es prácticamente nulo por tratarse de lugares cerrados con altos estándares de seguridad, con una normal convivencia entre las poblaciones y las centrales nucleares”.

El Gobernador rionegrino indicó además que “el país busca a través de este camino tener energía suficiente en forma permanente y que no tenga que depender del petróleo, gas y la nieve para los ríos que alimentan las represas”.

“Se trata de una de las maneras más limpias y sanas de tener energía”, ratificó.

Río Negro ha estado vinculada al desarrollo nuclear desde que el Gobierno Nacional tomó las primeras iniciativas, primero con el proyecto de fusión nuclear en 1947 en la isla Huemul y luego cuando fue reformulado y se creó en 1950  la Comisión de Energía Atómica (CNEA) el Centro Atómico Bariloche y el Instituto Balseiro. Allí se formaron profesionales de muy alto nivel, que posibilitaron que nuestro país fuera pionero en instalación y operación de centrales nucleares de generación eléctrica, siendo reconocido como integrante de un selecto grupo de países exportadores de tecnología nuclear.

Tal fue el rol de nuestra Provincia que además de albergar el Centro Atómico Bariloche y el Instituto Balseiro que acompañó a CNEA en la creación de INVAP en 1976, la cual es una empresa de tecnología que comenzó actuando en el área nuclear y aprovechando esa experiencia desarrollo proyectos de tecnología espacial, defensa e industrial y que es propiedad de nuestra Provincia

Está capacidad tecnológica en nuestra Provincia permite avanzar en distintos campos energéticos nucleares, espaciales, comunicaciones, en industria farmacéutica, agropecuaria, etcétera,, que irán ampliando y generando puesto de trabajo calificados que contribuirán a crear condiciones socio económicas altamente favorables.

Share Button

Comments

comments