Lo que quedó de las elecciones de cara al 2019

Archivo VSN

Una nueva demostración de la voluntad popular se vivió en nuestra ciudad el pasado domingo 22 de octubre. En este caso fueron las elecciones para diputados nacionales donde María Emilia Soria, del Frente para la Victoria, retuvo su banca mientras que el segundo escaño en juego fue para la allense Lorena Matzen de Cambiemos.

Tras las elecciones quedaron varias cuestiones para analizar, a nivel local, de cara a un 2019 donde habrá, entre otras, elección para intendente. El fortalecimiento del FPV, la abstención del Movic, la aparición sui generis de Cambiemos, el estancamiento del ARI y la debilidad de la izquierda son algunos títulos que quedaron tras la compulsa que, prácticamente, fue un mano a mano tras la deserción de los candidatos de Juntos Somos Rio Negro, un partido del cual no se sabe a ciencia cierta qué sucederá a nivel provincial por lo que a nivel local sería muy aventurado esbozar un derrotero.

En las huestes del Frente para la Victoria local se viven momentos de gran alegría. Tras la buena performance en las elecciones para constituyentes, y luego de la obtención de la presidencia del órgano, vinieron las PASO y luego las generales donde, primero derrotaron al partido que apadrinaba el oficialismo local, para luego quedarse, ya en un dueto con Cambiemos, con la primera minoría. En las primarias obtuvieron un 33% de las voluntades mientras que en las generales treparon prácticamente al 43% justificando su crecimiento en la deserción de JSRN. De cara al 2019 deberán decidir quién será el candidato a intendente entre los 3 o 4 referentes que comandaron la campaña en favor de la menor de los Soria. Otra definición que se espera es sobre quienes seguirán a la ex presidenta Fernández y su aventura con Unidad Ciudadana y quiénes permanecerán fieles al partido Justicialista.

Para el Movic fue el primer comicio en mucho tiempo donde se mantuvieron al margen de todo lo sucedido. Sabido es que en las PASO pusieron sus tropas en favor del partido que gobierna la provincia de Rio Negro, pero tras el retiro de la candidatura de Gatti, los votantes de JSRN quedaron en libertad de acción por lo tanto el partido que gobierna la ciudad se mostró prescindente el último domingo. Para 2019 también tiene 3 o 4 referentes en carrera, pero ninguno se puede consolidar definitivamente y todos han padecido las últimas derrotas que si bien no son significativas le han quitado la habitual seguridad al equipo de Johnston.

La elección de Cambiemos ha sido un “rara avis” en la vida cívica catrielense. Un partido sin estructura y prácticamente sin dirigentes a nivel local obtuvo poco más de un 33% lo que significa un 15% de crecimiento respecto a las PASO a partir de quedarse con casi el 60 % de quienes habían votado a JSRN en las primarias. La justificación de tales guarismos se puede ubicar en la tracción del presidente de la Nación, en un fuerte sentimiento anti kirchnerista y en una gran campaña mediática de los principales medios de comunicación a nivel nacional. Solo uno de los socios del partido que gobierna a nivel nacional tiene representación en la localidad, la UCR, y no es precisamente el mejor momento para el partido centenario luego del escándalo por la denuncia de violencia genero tras las agresiones del Convencional Simionatto a su par Adelaida Torres. Para las elecciones de intendente seguramente tendrán un candidato surgido del sector empresarial, aunque también algún comunicador social quiere erigirse en referente local del macrismo.

El ARI, que supo ser la tercera alternativa a nivel local, perdió un punto porcentual entre las primarias y las generales y parece estancado alrededor del 11%. Si bien hoy en día tienen un representante en la Convención local, su suerte parece estar atada a lo que pase con su referente a nivel provincial Magdalena Odarda quien tampoco goza ya de la voluntad popular e incluso ha sido abandonada a su suerte por su madrina a nivel nacional Lilita Carrió quien dijo que su partido se referencia en Rio Negro con Cambiemos. Mucho deberán bregar para tener lugar, aunque sea, en el cuerpo legislativo local en 2019.

Finalmente, la izquierda, que, tras conseguir dos lugares en la Convención constituyente local, parecía retomar el rumbo que llevo al socialismo a tener una concejala en la década pasada y a realizar una excelente elección de medio tiempo en 2009 volvió a retroceder algunos casilleros luego de tener, en estos comicios, para elegir entre tres opciones las cuales rondaron, entre todas, el 7% en ambas compulsas para elegir diputados. Pensando en 2019 deberán tratar de construir un espacio que contenga todas las posibilidades de izquierda y que pueda resultar creíble en el electorado.

Faltan dos años para elegir el reemplazante de Johnston quien ya no puede ser candidato, mas allá que algunos, desde el Movic, intentarán argüir que la nueva Constitución local habilita a que todos los ciudadanos arranquen de cero y eso incluye al actual mandatario. En 2019 será muy importante el momento en que se realicen las elecciones, si serán en soledad, si estarán atadas a la fecha provincial o la nacional. Cada posibilidad encarna un escenario distinto a partir del efecto arrastre. Según nuestros cálculos entre 15 y 18 ciudadanos de Catriel quieren ser ungidos intendente en 2019 pero no más de 5 tendrán la chance de competir por la primera magistratura local. Ya veremos dijo Lemos

Share Button

Comments

comments