Macri tiene en sus manos el sí o no a Portezuelo y el futuro del río Colorado

Mauricio Macri tiene la posibilidad de cerrar o incrementar un viejo conflicto entre gobernadores de la cuenca del río Colorado. Por el pedido de laudo arbitral que hizo la provincia de La Pampa, al ministro del Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio, se elevó al Ejecutivo nacional la actuación y el resto de los mandatarios esperan la decisión que impactará en el futuro de Portezuelo del Viento, un anhelado proyecto hidroeléctrico en Mendoza. Se confirmó que -no sin dificultades en el camino- el resto de las provincias aceptó la solitaria propuesta pampeana de que COIRCO sea autoridad de aplicación, pero ahora el próximo punto de debate será por el caudal mínimo ecológico del río Colorado. En la última presentación, la provincia cuyana ha excluido toda referencia al caudal mínimo ecológico, que estaba expresamente contemplado en los textos discutidos y acordados con anterioridad. La Pampa se reservó el derecho de apelar ante la Corte Suprema de Justicia.

Entre tanto se aguarda la decisión presidencial por sí o no a la construcción de la obra. Según anticiparon voceros del gobierno de Carlos Verna, la misma “resulta una formalidad ineludible para poder dar inicio al procedimiento arbitral, contemplado por el estatuto, para la resolución del diferendo planteado en la reunión del Consejo de Gobierno del 23 de diciembre pasado”.

Al igual que Verna y Alfredo Cornejo (Mendoza); Alberto Weretilneck (Río Negro), María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y Omar Gutiérrez (Neuquén) integran la nómina política que deberá presentar documentación para que se defina el futuro de la represa.

La solicitud de laudo fue presentada con fecha 15 de marzo por el procurador General de Rentas pampeano, Hernán Pérez Araujo, en Casa Rosada. Con la formalidad realizada, Frigerio indicó al Presidente que “se pone en conocimiento que durante los próximos 30 días contados a partir de recibida la presente comunicación, serán elevados los antecedentes del caso y la documentación que las partes disidentes deben presentar, fundamentando sus posiciones, de conformidad con lo expuesto en el artículo 28 del capítulo V del estatuto del Comité Ejecutivo del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco)”.

Como consecuencia de haberse dado inicio al procedimiento arbitral, Frigerio también solicitó a cada uno de los gobernadores, mediante nota que fuera entregada en la misma reunión del Comité Ejecutivo a los representantes provinciales, que en el plazo de treinta días hábiles administrativos, eleven al Poder Ejecutivo Nacional los antecedentes y toda la documentación que estimen pertinente para fundar su posición.

Verna, Gutiérrez y Weretilneck. Encuentro de gobernadores patagónicos.

“Hemos fundamentado la solicitud de laudo en la presentación que hemos realizado ante el presidente, y adjuntamos documentación respaldatoria en tres anexos; no obstante, tomaremos el plazo otorgado por el estatuto para ampliar los fundamentos y, en caso de considerarlo pertinente, agregar documentación”, señaló Pérez Araujo. Como se anunciara luego de la reunión del Comité Ejecutivo, Macri tiene el diferendo en su despacho y debe resolverlo. “Esperamos que teniendo en cuenta todos los argumentos técnicos que le hemos planteado se expida sin considerar un objetivo meramente electoral, en ese terreno estamos en una evidente inferioridad, ante la `sociedad política´ del gobierno nacional con el resto de las provincias integrantes de la cuenca. Analizando esta situación es que hemos hecho reserva de solicitar la revisión judicial del laudo arbitral ante la Corte Suprema”, expresó el funcionario pampeano.

Este es el primer procedimiento arbitral al que se llega, y está referido, específicamente, a la aprobación o no de la obra de Portezuelo del Viento.

“A su vez, y si bien en la reunión del 4 de abril pasado Mendoza aceptó nuestra postura, y todas las provincias hemos estado de acuerdo en que la autoridad de aplicación de las normas de manejo de la presa sea Coirco, la provincia cuyana ha excluido toda referencia al caudal mínimo ecológico, que estaba expresamente contemplado en los textos discutidos y acordados con anterioridad. En referencia a esta omisión en el texto, es que hemos votado negativamente y solicitado un nuevo y tercer procedimiento de resolución de diferendos, que en última instancia, de no lograrse el consenso de los gobernadores, también deberá ser resuelto por el presidente mediante laudo arbitral”, desarrolló Pérez Araujo.

El caudal mínimo ecológico o fluvioecológico no es una cuestión menor ni terminológica. Esto, que demanda el Gobierno pampeano en otro juicio contra Mendoza por el río Atuel, si consigue un laudo favorable para a las posiciones mendocinas por parte del presidente Macri, “se estaría juzgando una cuestión que está sometida a la competencia de la Corte Suprema de Justicia, lo que representaría una evidente exacerbación de las funciones presidenciales”, concluyó.

Fuente: Letra P
Share Button

Comments

comments