Mash, del Deliberante a Políticas Sociales

Catriel.- La designación de la ex concejala del Movic, Jesica Mash, como nueva secretaria de Políticas Sociales, tras de la renuncia de Carlos Blanco, marca el segundo paso de un edil desde el Poder Ejecutivo hacia el Poder Legislativo de la ciudad durante el gobierno de Carlos Johnston. El primer antecedente se dio en octubre del año pasado con el ingeniero Nicolás Sgalla  quien dejó la presidencia del bloque oficialista y se tomó una licencia de cinco meses para sumarse al PE como secretario privado del Intendente. En marzo de este año definió su permanencia.

El caso de Mash es distinto al de Sgalla. En primer lugar porque la concejala arriba a su nuevo puesto ante la urgencia de cubrir un cargo que repentinamente dejó vacante su predecesor (Carlos Blanco) que renunció por tener marcadas diferencias con el entorno cercano Johnston, especialmente con la diputada provincial Viviana Germanier. Blanco, uno de los pocos funcionarios que se mantenía vigente en el oficialismo desde el surgimiento del movimiento vecinal, señaló que su partida fue por “las dificultades significativas que encuentro para poder realizar la función que entiendo se debe realizar, a causa de la permanente intromisión, desautorización, y poco respeto al trabajo que se realiza desde la secretaria, y principalmente de la legisladora provincial”, según consta en su carta de renuncia. Así Mash, que siempre mantuvo un perfil bajo y no interactúa demasiado con los medios de comunicación, arribó inesperadamente a la Secretaría de Políticas Sociales.

En el caso de Sgalla este primero tomó una licencia de cinco meses -en 2017- de su función en el Concejo Deliberante lapso durante el cual, en un tramo estuvo a la cabeza del Ejecutivo mientras Carlos Johnston se recuperaba de un problema de salud. En su declinación al cargo electoral, el ingeniero señaló que sus motivos eran “el llamado del Intendente y el partido político al que represento para ocupar un cargo dentro del Ejecutivo Municipal”. El alto nivel de conflictividad que mantenía con la oposición en cada sesión ordinaria habría sido otro de los motivos que contribuyeron a ese desenlace. A comienzos de marzo de este año Sgalla definió su permanencia definitiva en el Poder Ejecutivo como secretario privado del Intendente.

Más allá de la diferencia entre uno y otro caso, ambos comparten algo en común. Se trata de un intercambio de piezas poco común en la fuerza oficialista en la que dos funcionarios públicos abandonaron un cargo electivo, para el cual fueron elegidos por el voto popular catrielense, para ocupar  funciones completamente diferentes en otro poder del Estado distinto. Y es el segundo caso en apenas ocho meses.

Notas relacionadas

Renunció el secretario de Políticas Sociales y apuntó contra Germanier

Share Button

Comments

comments