Olea, un técnico que genera expectativas

Daniel Olea, nuevo DT de la Depo

Daniel Olea es el nuevo técnico de la Unión Deportiva Catriel en Primera división desde hace solo un par de semanas y ya cumplió con una de las máximas del futbol: técnico que debuta gana. Fue frente a Chichinales, como visitante, por la sexta fecha del Torneo Clausura de la Liga Confluencia y allí, como visitante, el elenco aurinegro se impuso por uno a cero con gol de Olivera. En la continuidad del torneo, este domingo, viajará hasta Barda del Medio para enfrentar a Obrero Dique por la 7ma fecha.

Olea llega a nuestra ciudad precedido de una dilatada trayectoria y con un importante palmarés. Ha dirigido, entre primera división e inferiores, conjuntos de Pilmatún (Cipolletti), Los Unidos (Cipolletti), Club Atlético Cipolletti, Maronese (Neuquén), El Chañar y Deportivo Rincón; precisamente en este club obtuvo sus mayores logros ya que consiguió 3 copas Neuquén, un ascenso a la primera de Lifune, después una liga local y estuvo a un paso de conseguir una plaza para el Federal B.

El primer contacto que tuvo la UDC con el experimentado entrenador fue para que dirigiera categorías formativas, de hecho, hoy en día, dirige la novena división. Pero luego del mal arranque que tuvo la Depo en el presente torneo, y tras el alejamiento de Barraza, el anterior técnico, la comisión del club le pidió que se haga cargo de los planteles superiores, es decir primera y reserva.

Consultado por este presente laboral, Olea, refirió que está muy conforme en la ciudad y que vive casi todo el día en el club trabajando con las divisiones a su cargo, pero además colaborando con el resto de los planteles de la institución. Dice que no esperaba esta oportunidad pero que va a poner todo de si para revertir el mal momento deportivo, desde el punto de vista de los resultados, de la institución catrielense. Sin embargo, es consciente de que en la división mayor cuenta con un plantel corto que no permite generar demasiadas ilusiones pero que pelearan para llegar lo más arriba posible y por ahí, quien sabe, dar una sorpresa. Las claves de la mejoría que pretende pasan por la conformación de un buen grupo humano, el sacrificio de los jugadores en los entrenamientos y los partidos, más el trabajo mancomunado con los dirigentes.

Su ilusión es llegar al 2018 con un proceso que permita conformar un buen plantel al que solo le haga falta algunos pequeños retoques y “estrenar” el verde césped que se viene buscando clasificar a un Torneo Federal. Apela a la construcción de una idea de juego anclada en un mejoramiento global de las condiciones futbolísticas en todos los planos de la institución petrolera.

Hay materia prima y al DT pergaminos no le faltan. Es una empresa difícil pero el crédito está abierto.

 

Share Button

Comments

comments