Opinión: ¿El trabajo dignifica al hombre?

¿El trabajo dignifica al hombre?

 

“El trabajo dignifica al hombre” dijo Marx alguna vez para expresar que cuando las personas tienen un trabajo se sienten integrados en la sociedad, con mayor autoestima, y pueden proyectar una imagen positiva de sí mismas y sobre su futuro. Pero estas características se desarrollan dependiendo de las condiciones de trabajo y los ingresos que éste genera.

En el mes de julio se supo que hay más de 2.000 personas inscriptas en la oficina de empleo a la espera por un trabajo. El fantasma de la definitiva exclusión del mercado laboral presiona perversamente para que se acepten condiciones de trabajo propias del siglo pasado con el argumento, de que esa es la única forma de absorber mano de obra.

Si hablamos de las políticas de empleo que gestiona el gobierno municipal, mientras que por un lado tiene el deber de hacer cumplir a los privados con la legislación laboral, por el otro lleva la bandera de la flexibilización laboral, donde a modo de dádiva, le dan a la gente estas llamadas “becas” donde no existen siquiera contratos temporales y donde los trabajadores se encuentran privados de casi todos los derechos adquiridos: indemnizaciones, aguinaldos, estabilidad salarial, seguridad social.

El clientelismo a la orden del día. Estas viejas prácticas políticas nos demuestran que aquello que vinieron prometiendo como el tan esperado cambio en aquel 2011, es más de lo mismo. Se utiliza el empleo público para retener votos y perseguir a detractores. Una elección bastante siniestra donde se propone “o apoyas la gestión o no alimentas a tu familia”. Así, se establecen correspondencias entre los nuevos procesos de precarización y clientelismo político.

Entonces el trabajo de ser un derecho que el Estado debía universalmente garantizar, ha pasado a ser un don que sólo se merecen aquellos que individualmente han demostrado la posesión de la performance requerida por el partido de turno.

Estamos frente a La Gestión del Asistencialismo, pero que podemos esperar de un gobierno oportunista que festeja la apertura de comedores comunitarios y sonríe abrazado a la precariedad.

 

Bobadilla Monaiser Talia

Lic. en Trabajo Social

MP 1047

DNI 35.032.403

Share Button

Comments

comments