Opinión: “Johnston ¿contra quién pelea?”

VSN

Los discursos del intendente Carlos Johnston se caracterizan por la enumeración de trabajos hechos y por hacer, y por los relatos acerca de sus sueños futuros y la posibilidad de lograrlos. Ocasionalmente suele aprovechar para tirarle algún palito a algún opositor señalándole cierto camino incorrecto o alguna verba desajustada. Sin embargo, en una de sus ultimas apariciones -durante el acto oficial por el 25 de Mayo- se hizo un momento para fustigar con su diatriba al ex legislador López por hechos que sucedieron hace mucho tiempo, que son cosa juzgada y que además a posteriori de su ocurrencia, tuvieron, como correlato, otro hecho varias veces mas destacado del cual, una vez resuelto en la Justicia no se volvió a hablar más.

Sin duda alguna Johnston perdió el cariño por el profesor de educación física hace mucho tiempo, pero no parece demasiado sensato a esta altura volver atrás con aquel tema de la doble percepción que tuvo su resolución en el momento correspondiente, sobre todo tomando en consideración que luego sucedió aquello de la denuncia penal, hecha por el propio intendente, por supuesta malversación de fondos, hecho que llevó a dos cuestiones diametralmente opuestas. La Legislatura local, hoy Concejo Deliberante, lo expulsó del cuerpo legislativo por una inconducta que luego la Justicia determinó que no había existido y lo absolvió de culpa y cargo. Tanto fue así que la Municipalidad ni siquiera apeló la medida y desde todo el ámbito comunal se mantuvo un silencio estampa a pesar del desaguisado que rozó lo ridículo y que podría haber afectado más la imagen de la gestión de no mediar el blindaje mediático y político que se realizó. Por eso llama la atención que Johnston haya ido tan atrás para atacar al ex legislador, cuando tiene unas vicisitudes posteriores que mejor no mencionar, con los cuales López le puede asestar un cross político difícil de asimilar. Quizás podría haber tomado otro camino si quería ir contra su, ahora, rival político, desde estas letras no vamos a hacer ninguna sugerencia porque tiene sus asesores de notable inteligencia, por lo que no se entiende demasiado porque eligió este camino. Quizás su círculo áulico equivocó el diagnostico, si es que le sugirió la idea, o tal vez el mismo intendente creyó que era el mejor golpe que podía aplicar. Una posibilidad, casi imposible, es que como en aquella espectacular pieza de Les Luthiers, “La bella y graciosa moza”, se le hayan caído los papeles del discurso y al recogerlos se hayan traspapelado. Por que sino no se entiende con que armas elige seguir su lucha en la arena política.

Párrafo aparte merecen sus apreciaciones contra una nota crítica sobre el tema del gas, esto ultimo en complicidad con un desanoticiado cronista ¿periodístico? Johnston no ahorró quejas acerca de una nota supuestamente malintencionada sobre la realidad de las ampliaciones de red de gas en la ciudad. Tras varios “aja” la persona que esgrimía el micrófono consultó acerca de cual era entonces la verdad sobre el tema. Tras un pequeño rodeo el intendente ratificó punto por punto lo expresado en la nota, pero con sus palabras. Si, ya lo sé, prácticamente otra pieza digna del quinteto humorístico creador de instrumentos.

Dicho todo esto nos volvemos a preguntar ¿contra quien pelea Johnston? Porque si es contra su rival político y contra la prensa que no le dice que sí todo el tiempo podría elegir otras maneras. Sun Tzu fue un general, estratega militar y filósofo de la antigua China, decía que debemos entrar en la batalla solo armas que sean de nuestra propiedad, aunque en este caso debería haber explicado sobre la eficacia temporal y la elección correcta porque en este ensayo no perdió ni ganó, pero le erró feo y no es tiempo de andar equivocándose con las elecciones a la vuelta de la esquina.

Marcelo Guerrero
Share Button

Comments

comments