Opinión: ¿Quién es Miguel Ángel Pichetto?

pichetto-2

*Por Elio Carrasco

En mayo de 2001, Miguel Ángel Pichetto fue apoyado por Menem para ser candidato a Senador por su fidelidad al riojano, y con ese impulso, ganó el puesto. Apenas seis meses tardó Pichetto en soltarle la mano al ex Presidente, cuando en noviembre del mismo año apoyó a su rival, Carlos Ruckauf, en su postulación como candidato al Ejecutivo nacional para enfrentarlo en las elecciones de 2003. El riojano, increíblemente (o no tanto), se postulaba después de pasar seis meses detenido tras ser acusado de liderar una asociación ilícita que vendió armas a Croacia y Ecuador.

A su vez, Ruckauf resignó su postulación a la presidencia del PJ tras una alianza con Duhalde para que compita con el riojano. Así, Pichetto se posicionó bajo el ala de ex gobernador de Buenos Aires en 2003, y mientras Duhalde era presidente, Pichetto apoyó su decisión para que el candidato de PJ surja de una Comisión de Acción Política, y no de internas asegurando que era “la única herramienta para participar”.

Con el paso del tiempo, y el triunfo K en las urnas, Pichetto se volvió más y más afín a Néstor Kirchner. Durante el período de 2007 a 2011,  fue el arquitecto de varios triunfos oficialistas como jefe del bloque K en la Cámara Alta. Aunque es bien sabido que nunca le perdonó al fallecido ex mandatario que lo bajara de la candidatura a gobernador en 2007 (apoyó al radical Miguel Sainz), y una vez más, en 2011 cuando vio mejor posicionado a Carlos Soria, por ese entonces titular del PJ rionegrino.

Ahora, en contexto completamente distinto, sin Kirchner ni Soria en la escena y con Weretilneck enfrentado con el FpV por su alineamiento con Massa, el autoproclamado precandidato a gobernador (que paradójicamente irá en dupla con María Emilia, hija de Soria), comenzó un frenesí de visitas a los distintos municipios provinciales buscando sumar aliados que le aseguren votos locales para su anhelo más grande: ser gobernador de Río Negro. Bajo ese marcó visitó ayer nuevamente Catriel para lanzar su propia candidatura a gobernador y la del ganador de las internas locales del PJ, Facundo Arceo, como candidato a Intendente.

Promesas incumplidas

En 2007, mientras buscaba apoyo y votos para su candidatura en dupla con Julio Arriaga, Pichetto visitó Catriel y dijo que era “una verdadera vergüenza, que no se haya asfaltado la ruta Catriel – Rincón de los Sauces”, comprometiéndose a su realización.

En 2012 volvió, y le aseguró al por ese entonces recientemente electo Intendente, Carlos Johnston, que trabajaba en la “urgente reparación de la ruta 151 y 57 a Peñas Blancas”, comprometiéndose a gestionarla frente a Vialidad Nacional. También habló de la radicación de una oficina del ANSES “en el corto plazo”, la promesa de construcción del edificio del Banco Nación (que repitió en 2014), y de la instalación de una Oficina del Registro Automotor, a la que definió como “una necesidad” de la ciudad.

Ya en 2015, apenas ayer, se desligó de los compromisos asumidos apuntando directamente a Johnston, al decir que “Me gustaría poder traer planes nacionales aquí pero desde el municipio no me llegan pedidos” y que “la oficina de ANSES se demoró, pero ha sido más producto de una contingencia”. También volvió a prometer “gestión a futuro” para la instalación de una Oficina del Registro Automotor.

Ni lerdo ni perezoso, aseguró que no descarta que “la Universidad de Río Negro se instale en Catriel”, afirmando que es “necesario” y “otro compromiso con esta ciudad”, pese a que hoy mismo presentó la Técnicatura Universitaria en hidrocarburos en Cinco Saltos y ni siquiera mencionó a nuestra localidad.

Además, Pichetto, fue Legislador por Río Negro desde 1988 a 1996, y  también Senador por nuestra provincia por 14 años continuados (desde 2001 hasta la actualidad), pero su mayor ambición -como el mismo lo ha expresado- es la de ser gobernador de Río Negro. Un anhelo que ha sido frustrado en diferentes ocasiones por distintos factores y que ahora busca concretar recaudando votos en una ciudad a la que -cada vez que viene- se va como llega: con un puñado de promesas.

Share Button

Comments

comments