Plan Castello: La Legislatura autorizó tomar el financiamiento en dólares

Con 35 votos positivos y 11 negativos, se aprobó la Ley que autoriza al Poder Ejecutivo a tomar un financiamiento externo de 580 millones de dólares, con el fin de llevar adelante un plan provincial de infraestructura.

La iniciativa presenta algunos aspectos distintivos respecto de operaciones similares llevadas adelante por diversas provincias argentinas: El desembolso de los fondos estará bajo la supervisión de una Comisión de Seguimiento, con representación parlamentaria. De ese aporte, estimado en 9.000 millones de pesos, la provincia se hará cargo de pagar la mitad, lo que aliviará de forma considerable a las comunas de menor tamaño.

El oficialismo logró más votos de los necesarios para llegar a los dos tercios en el recinto, por adherir a la propuesta –además del oficialismo–, los dos representantes del Frente Progresista, la legisladora de la UCR y 5 representantes del FPV.

Por su parte, Alejandro Palmieri, presidente del bloque de Juntos Somos Río Negro, indicó que “más allá del resultado, un aspecto a rescatar es que hemos consolidado una forma de trabajar en política basada en la participación, en escuchar, y en que el otro se sienta escuchado”. “De 39 intendentes, 29 asistieron al debate de la ley y otros adhirieron por escrito”, recordó al fundamentar la legitimidad social del proyecto.

Se adelantó que se harán obras que van a significar “un alivio para nuestros ríos, con los planes de saneamiento y cloacas para Río Colorado y Catriel”, rememoró Leandro Tozzi, quien repasó la inclusión de obras similares para Las Grutas, Playas Doradas, Sierra Colorada, Pilcaniyeu y Maquinchao. Y consideró Tozzi que será “fundacional” la inversión en obras eléctricas que unirán el Valle Medio con Conesa para el desarrollo de los valles de Colonia Fosefa, Indio Muerto y otras áreas similares del río Negro. Todo con la mira puesta en convertir a Río Negro, a partir de la producción de forrajes, en el proveedor de carnes de los 2 millones de habitantes que tiene la Patagonia.

Se estima que se van a obtener, una vez colocados los bonos en el mercado internacional, unos 9.000 millones de pesos, que se emplearán en rutas, obras eléctricas, de saneamiento, riego, un centro de convenciones, un parque tecnológico, el gasoducto para la región Sur, y la ampliación del laboratorio estatal productor de medicamentos de Viedma, entre otras.

Nicolás Rochás uno de los pejotistas que votó en contra criticó la postura oficialista y dijo que este “proyecto mete miedo”, mientras que Javier Iud lideró la “oposicion responsable” y priorizó la obtención de las “obras que se necesitan”. Otros miembros del FpV que rechazaron el proyecto fueron los legisladores Mario Sabbatella, Edhit Garro y Marcelo Mango.

La autorización permitirá la emisión de hasta 580 millones de dólares en bonos, con un plazo de vencimiento de 6 a 12 años. El destino corresponderá a obras, fijadas en un anexo a la iniciativa aprobada. Tendrá un apartamiento del 10 % para los municipios, de los cuales, el 50% se distribuirán en partes iguales mientras el resto se asignará por el índice de coparticipación. La primera fragmentación será “no reintegrable”.

Share Button

Comments

comments