Preocupación con los aumentos por venir

Las últimas medidas económicas tomadas por el gobierno y los vaivenes del tipo de cambio han incidido en la inflación que ya de por si estaba por encima de la vara que le habían colocado las predicciones estatales. Pero ahora se han encendido las alarmas entre los comerciantes pues se esperan algunos aumentos para la semana que viene que impactarían fuertemente en el bolsillo de los consumidores. Entre los productos que aumentarían se encuentran productos básicos como aceite, azúcar, harina y se especula con un fuerte aumento para las yerbas que rondaría el 15%. Si bien las ventas se mantienen estables por el momento, sobre todo en bienes de consumo, los nuevos aumentos podrían afectar al comercio de manera decisiva y esta preocupación se suma al elevado guarismo de las tasas de interés que hace inviable para cualquier Pyme la búsqueda de un crédito o el giro en descubierto. A esto debe sumársele los constantes aumentos de las tarifas de servicios y de los combustibles lo que ha puesto contra las cuerdas a muchos negocios o directamente los ha obligado a bajar sus persianas definitivamente. Sin embargo, desde la CAME, la entidad que nuclea a los comerciantes de todo el país, aún confían en el gobierno de Macri, al que apoyaron abiertamente, y tratan de negociar sectorialmente algunos beneficios que permitan morigerar la situación actual, por ejemplo, la quita de impuestos que gravan las boletas de servicios, mientras continúan con el apoyo casi irrestricto a una administración que los ha perjudicado notablemente.
Dadas las circunstancias y tomando en cuenta el valor del dólar, los aumentos de tarifas, combustibles y lo que se espera en productos de la canasta básica estamos en condiciones de asegurar que la inflación anual estará casi en el doble de lo que se preveía, según estimaciones estatales, para este 2018. Así no habrá bolsillo que aguante

Share Button

Comments

comments