Reunión de Convencionales: Mucho show, poco avance

Catriel.- Ayer, desde las 20, se realizó una nueva reunión preparatoria de los convencionales locales, paso previo a reformar la Carta Orgánica de la ciudad, en la que hubo de todo: debate acalorado, reproches particulares y grupales, acusaciones cruzadas, votaciones reñidas y muy polémicas y hasta festejos de estilo futbolero en forma de chicana. La jornada finalizó cerca de las 00:30 de hoy y se continuará desde las 17:00 en la Legislatura local.

El orden del día de ayer establecía que la Sesión sería para tratar dos cuestiones puntuales: definir el lugar de funcionamiento y hacer una lectura total del reglamento para chequear que no hubiera errores o incongruencias de redacción y votar su aprobación. Pero eso no fue lo que ocurrió. La séptima reunión de convencionales, con fuerte presencia del arco oficialista y los medios locales, fue de menor a mayor en intensidad. Los primeros planteos y discusiones transcurrieron en un plano de mesura, respeto y tranquilidad que se fue desdibujando por completo hacia el final de la jornada que se extendió hasta la madrugada de hoy.

La primer consigna importante a tratar, que sí figuraba en el orden del día, fue respecto al lugar donde funcionará la Convención Constituyente. Se definió por unanimidad de los 14 miembros presentes (Shüs del ARI se ausentó con aviso), por primera vez en una votación, que se comience a sesionar en el edificio de la Legislatura pero dejando abierta la posibilidad de mudarse a otro sitio que el órgano convencional disponga en caso de imposibilidad de trabajar allí por cuestiones de fuerza mayor. Hoy trascendió extraoficialmente que se está elaborando un boceto de presupuesto de alquiler (en caso de ser necesario) y también una nota que será presentada a Juana Cárdenas (Presidenta de la Legislatura) para consultar si el edificio cuenta con todos los espacios necesarios habilitados para sesionar con comodidad.

En segundo término se procedió a realizar la lectura del reglamento de la Convención. Fue en este punto donde se comenzaron a ver singularidades en el desarrollo de la reunión. Se comenzó a leer el artículo que establecía los días y horarios para el funcionamiento del cuerpo colegiado y de sus comisiones internas. El artículo, ya votado en una reunión anterior, consensuaba que la Convención trabaje de lunes a domingo en el horario de 8 a 20 para sesiones en pleno y que las comisiones internas determinen su horario de labor particularmente de acuerdo a su composición. Fue en ese momento cuando Carlos Galdame, del bloque Movic, planteó dificultades para poder formar parte de las reuniones si estas no se hacían, los días de semana, después de las 18:00 (no especificó horario de cierre) y pidió a la oposición contemplación y respeto por su situación. Tras una extensa discusión, se pidió una moción de votación de reconsideración basada en el art. 49 el cual establece que se podrá proponer reveer una decisión de la Convención, en general o en particular, siempre y cuando “el asunto se encuentre en discusión” o “en la misma sesión que fuere sancionado” y que esa propuesta se tratará “inmediatamente después de formulada”. La oposición entendió que el tema no estaba siendo tratado (no figuraba en el orden el día), sino que lo que se estaba revisando era si había o no errores de redacción de lo que ya se había votado con anterioridad. Por este motivo la mayoría, excepto el oficialismo, votó por la desestimación de la moción de reconsideración.

El tercer tema tratado fue la contratación del personal a cargo de la Convención y de cada bloque, fue el más polémico de toda la noche y el que generó más roces dentro del órgano y una fractura del bloque PJ por una sorpresiva intervención de Mauro González a favor del oficialismo, que facultó la remoción del artículo 24.

Hubo consenso absoluto en las figuras de Secretarios Administrativo y Legislativo (Convención), pero se desató la polémica para acordar sobre el artículo que establecía dar la opción a cada bloque para contar o no con un secretario y dos colaboradores pagos por la Convención. Esa propuesta inicial, del Socialismo, también había sido votada con anterioridad y se había aprobado por 9 a 6 con el rechazo del bloque Movic y el apoyo de los ayer ausentes Shüs del ARI y Deus del PJ (este último se retiró luego de la segunda votación). El oficialismo, todavía dolido por la batalla perdida por la presidencia, discutió hasta el cansancio que la norma debía ser explicita y de ninguna manera opcional. Propuso nuevamente una moción de reconsideración fundamentada en el artículo 49. Esto es, o se aprobaba o se desestimaba el artículo votando por sí o por no, pero no podía ser opcional y quedar a criterio de cada bloque.

La oposición, a excepción de Mauro González, argumentó que tampoco estaba en el orden del día y por lo tanto no correspondía la aplicación del artículo 49. Luego de un extenso intercambio de opiniones (algunas de ellas sobre cuestiones innecesarias y absolutamente inconexas con el orden del día), se votó y allí vino la sorpresa.

González (PJ) estaba a favor de la reconsideración porque creía atinado reformular el artículo para que se habilite a contratar un secretario de bloque, descartando los dos colaboradores. Con ese voto, el pedido del Movic logró imponerse 7 a 6 por primera vez en una votación en toda la noche y eso desató dos reacciones. La primera fue el festejo desmedido de Galdame, que celebró con un grito eufórico y apretando los puños frente al resto de sus pares, lo que generó el descontento y repudio de todo el arco opositor. Vale aclarar, también hubo un inmediato pedido de disculpas por parte del convencional oficialista. La segunda, fue un quiebre dentro del bloque del PJ, ya que el resto de sus compañeros no coincidió con la votación de Mauro González y se lo hizo saber.

Se pidió un cuarto intermedio, y al regreso, Simionato de la UCR intervino para proponer una moción de orden solcitando que se efectúe la votación para definir si el artículo discutido se aprobaba sin reformas o se eliminaba del texto, ya que González retiró su moción (proponía solo un secretario por bloque). En ese momento el Presidente de la Convención intentó pedir un cuarto intermedio hasta hoy pero, pese a su insistencia, le fue denegado por los otros convencionales por haber sido interpuesta la moción de votación primero. En esas condiciones, con un ambiente muy caldeado, se continuo con la votación que definía el destino del artículo 24 en base a la reconsideración ya aprobada. Se repitió el mismo resultado: 7 a 6, en este caso, a favor de la remoción de la norma. Acto seguido, se dio por finalizada la reunión de la Convención, que tendrá hoy desde las 17 un nuevo round para deliberar.

Mauro González (PJ) es el Presidente de la Convención Constituyente.
Previo a cada votación hubo un intenso debate entre convencionales.
Bustos (Movic) discutiendo con González (PJ).
El convencional oficialista también se cruzó con Simionato (UCR).
Hubo una marcada presencia del arco oficialista en la reunión de convencionales.
Bustos y Torres, ambos convencionales de Movic.

 

Share Button

Comments

comments