Roberto Rojas sobre su regreso a Malvinas: “Pude sanar esa herida en mi alma”

Catriel.- El pasado miércoles 25 de octubre, en el marco de una conferencia de prensa municipal, dos de los cuatro catrieleneses que se convirtieron en los primero ex combatientes de Malvinas rionegrinos que volvieron a pisar el suelo de las islas tras 35 años, Luis Molina y Roberto Rojas contaron como fue la experiencia de la visita y el intercambio con los isleños.

Ambos se mostraron muy felices de haber podido concretar el viaje, pero a la vez lamentaron y coincidieron en que “estamos muy lejos de poder recuperar las islas”. Rojas indicó que “fue una gran emoción” y “una cosa muy fuerte” poder volver a visitar Malvinas después de 35 años. “Para mi fue como que se me caía una venda de los ojos. Me cambió muchísimo el pensamiento. Se me desmoronó la ilusión y el sentimiento de que las Malvinas van a volver a ser argentinas. Pude reconocer de que estamos lejos de poder volver a tenerlas y que nuestra bandera vuelva a flamear. Es triste reconocerlo, pero ellos han hecho mucho más esfuerzo y se han preparado mucho más”, relató.

“Me sorprendió el estilo de vida de ellos y me sirvió para que se me fuera el sentimiento de bronca que tenía de ver la bandera inglesa y ver a un inglés, para empezar a ver a otro ser humano, como yo. Me sirvió para sanar esa grieta, esa herida que había en mi alma. Ese pensamiento torcido que tenía”, agregó Rojas.

“De ahora en más mi meta es pensar en los caídos que dieron la vida por esas islas que, lamentablemente, no son nuestras hoy. Son de ellos y que en los años de vida que me quedan veo muy difícil que las podamos recuperar. Ni diplomáticamente, ni mucho menos por la fuerza, mucho menos. Ellos no son hostiles, el que te saluda te saluda y el que no, no lo hace. Pero no hay problemas en que seas argentino. Son amables y respetuosos”, señaló.

“Tienen mucha disciplina y mucho orden. No hay bocinazos, ni insultos entre conductores. Ellos llegan a una esquina y ven la palabra stop y paran. Miran a los dos lados, esperan y cruzan. Respetan. Y los que vienen atrás hacen lo mismo. El día que nosotros como argentinos empecemos a unirnos y a pensar para tener a nuestra patria en primer lugar, nuestro país va a cambiar. Mientras que cada uno tire para su lado, no va a funcionar. No tenemos que pelearnos más a ver quien peleó la idea, si es buena, hay que apoyarla. Políticamente se puede hacer mucho por recuperar las islas, pero no se hace nada”, concluyó.

Escuchá el relato completo de Roberto Rojas

Share Button

Comments

comments