Robos a mano armada: Un desenlace anunciado

El final se venía anunciando desde la semana pasado cuando se registró el primer asalto. El modo de actuar, la violencia, la promiscuidad delictiva presagiaban un desenlace como el que ocurrió anoche sobre calle Roca. En una semana se efectuaron cuatro hechos similares, en tres hubo disparos. El tiroteo entre policías y delincuentes tras el asalto a la estación de servicio casi se cobra la vida de un menor. Ayer la víctima fue un comerciante que lucha por su vida en el hospital de Cipolletti.

Uno de los dos detenidos anoche tras el asalto al comercio La Tablita reconoció ser el autor de los otros robos. Es un joven de Catriel de apenas 20 que ya está a disposición de la Justicia es el “encapuchado” que mantuvo en vilo a la ciudad todos estos días. El otro hombre detenido ayer es oriundo de Viedma. A pesar de los intentos de la Policía por detener los ataques, no lograron prevenir una situación que estaba al caer.

Esta cadena de delitos marca un hito prácticamente sin antecedentes en l ciudad. Los robos son moneda corriente, pero no hay registros con este grado de violencia. El primer hecho el domingo pasado en el supermercado Eco 12 fue el primer aviso. El joven ingresó armado, disparó al techo, pidió el dinero y en apenas un minuto huyó. Fue el único atraco que salió bien para el ladrón.

El segundo no solo fue frustrado, sino que comenzó a generar tensión entre los ciudadanos. Un asalto en una estación de servicio con muchos testigos, en calle marcó otro detalle en el accionar delictivo. Esta vez hubo un intercambio de disparos con efectivos policiales que estaban en el lugar y una persecución frustrada para la policía que no pudo detenerlo. Entre los tiros que salieron de los efectivos uno rozó el hombro de un joven de 13 años. Se salvó de milagro.

El tercero fue el único que no hubo disparo, como el primero fue muy rápido, pero finalizó como el segundo, sin lograr su cometido. El delincuente ingresó al local La Más Rica, otra vez armado y a los gritos y se quiso llevar la caja registrado. Tras varios intentos fallidos por arrancar literalmente la caja, el joven huyó.

Anoche volvió a atacar, esta vez acompañado. Ingresaron al local La tablita ubicado en calle Roca y no tuvieron piedad con el comerciante a quien le dispararon a poca distancia. El hombre de apellido Díaz está en grave estado. El joven de Viedma tendría antecedentes penales. Los dos quedaron a disposición de la Justicia que en las próximas horas deberá definir la audiencia de formulación de cargos.

 

Share Button

Comments

comments