Rusia formuló una acusación contra los activistas argentinos de Greenpeace

Foto: http://www.diaadia.com.ar/
Foto: http://www.diaadia.com.ar/

Según reproduce la agencia DPA, citando a la fiscalía en Moscú,  “los activistas, que están detenidos, violaron la soberanía rusa y pusieron en peligro la seguridad medioambiental en la región”. La ley rusa prevé hasta 15 años de cárcel por piratería.

La ONG y la embajada argentina en Moscú informaron que los activistas fueron puestos a disposición de la justicia rusa y permanecían a bordo del rompehielos “Arctic Sunrise”, que fue remolcado desde el Mar de Pechora, donde quisieron escalar la plataforma petrolera Gazprom. “De la detención de Speziale y Pérez Orsi se está ocupando personalmente en Murmansk el jefe de la Sección Consular de la embajada, Jorge Nicolás Zobénica, quien por estas horas debe tomar contacto con los ecologistas”, dijo una fuente de la sede diplomática.

“También está tratando la situación de los argentinos, acá en la capital rusa, el embajador Juan Carlos Kreckler”, agregó.

Gustavo Stancanelli, jefe de prensa de Greenpeace, dijo que “los argentinos quedaron en calidad de detenidos al llegar a puerto y podrían permanecer así hasta 15 días, de acuerdo con las leyes rusas vigentes y hasta que se conozcan los cargos”.

Los dos argentinos fueron detenidos el jueves último junto a otros 28 activistas de Greenpeace cuando tras navegar en el “Arctic Sunrise” quisieron abordar una plataforma petrolera de Gazprom en el mar ruso de Pechora.

Tras la acción policial, el rompehielos fue remolcado al puerto de Murmansk, donde llegó hoy con todos sus ocupantes en calidad de detenidos. Camila Speziale, de 21 años, que vive en el barrio porteño de Caballito, es voluntaria de la organización en Argentina desde hace 4 años y cumplía su primera misión en el exterior.

En tanto, Hernán Pérez Orsi es miembro pleno de Greenpeace internacional.

Greenpeace advirtió hoy que “cualquier acusación de piratería contra activistas pacíficos” carecerá de valor en el marco del derecho internacional, al pronunciarse sobre la decisión de Rusia de imputarles ese delito, reportó la agencia de noticias Ansa.

No nos dejaremos intimidar por estas acusaciones y pedimos la inmediata liberación de nuestros activistas”, advirtió el director ejecutivo de la organización, Kumi Naidoo.

Los 30 activistas de Greenpeace que fueron detenidos el jueves pasado mientras protestaban contra la exploración petrolera en el Ártico, llegaron al puerto de la ciudad de Murmansk y fueron trasladados a un Comité de Investigación. Los abogados de Greenpeace se encuentran ahí, pero aún no les han concedido el acceso a representarlos.

Diputados presentaron un proyecto de declaración en el Congreso expresando su enorme preocupación por la detención y solicitando al Gobierno Nacional que lleve adelante ante el Gobierno de la Federación de Rusia todas las gestiones necesarias y urgentes para que se disponga la inmediata libertad de los activistas y se expliquen fundadamente los cargos en su contra.

Según el Código Penal Ruso, para que se pueda acusar de piratería a quien realice un ataque a un BARCO, esta persona debió cometer el hecho con el propósito de ROBO de bienes o mercadería que se encuentren a bordo. Además, requiere que se haya usado violencia o que se haya amenazado con emplearla.

“Nuestra acción fue en una plataforma de petrolero, Greenpeace nunca abordó un barco, ni tuvo el propósito de robo, muchos menos existió violencia por parte de la organización. Tenemos más de 40 años de historia de acciones pacíficas”, sostuvo Martín Prieto, Director Ejecutivo de Greenpeace.

Fuente: Télam y Greenpeace Argentina.

 

Share Button

Comments

comments