Taller sobre donación voluntaria de sangre en B° Lote 6

Crédito Elio Carrasco

Catriel.- En el día de ayer la asociación “Honramos la Vida” realizó un taller de promoción de la donación voluntaria de sangre en el salón de barrio Lote 6 del que participaron vecinos de la zona. Fueron alrededor de 10 personas las que formaron parte de la reunión.

Los integrantes de HLV llegaron a las 18 y se retiraron a las 21 del lugar. Durante el encuentro los exponentes explicaron su experiencia en la ciudad, cómo fue la fundación y consolidación del grupo de trabajo, el rol de la asociación y su interacción con otros actores sociales, los objetivos y metas alcanzados a lo largo de los tres años de existencia y pusieron de relieve la importancia de promocionar la donación voluntaria de sangre.

Teresa Cardona, profesional de hemoterapia y miembro de HLV, contó como trabajan a nivel macro las organizaciones sanitarias vinculadas a la donación voluntaria de sangre. “La FIODS (Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre) trabaja en conjunto con la OMS (Organización Mundial de Salud). Se hicieron estudios para ver como mejorar el acceso al producto sanguíneo y resolver las complicaciones que surgen. El trabajo concluyó, luego de cinco años de desarrollo, con la consolidación de la promoción de la donación voluntaria y habitual de sangre. Luego de aplicarla, los resultados fueron altamente positivo ya que esta apuntaba a que la gente no espere el accidente para ir a donar porque si hacemos eso, llegamos tarde. Se pusieron de acuerdo y dijeron “empecemos a organizarnos para donar con tiempo y cuando surja una eventualidad, la sangre va a estar disponible”. Y así fue. La consigna fue un éxito”, relató.

“Esa organización permitió que a la hora de afrontar los grandes desastres que tuvo Europa los hospitales pudieran responder en tiempo y forma a las necesidades que surgieron. Hoy por hoy los países europeos tienen superproducción de producto sanguíneo y poco consumo. Esos resultados permitieron que la OMS avale y defina que este era el modelo a seguir. Se convirtió en una politica sanitaria mundial. Si nosotros vamos a donar cuando alguien ya tuvo un accidente, mientras le sacamos la sangre, la otra persona se muere”, explicó.

Luego señaló la importancia de repetir el modelo de trabajo a nivel local y generar conciencia en la comunidad catrielense sobre la relevancia de la donación voluntaria de sangre. “Es necesario construir un nuevo concepto en la sociedad de lo que significa ser donante voluntario de sangre. Cuando se hace una colecta, esa sangre después vuelve procesada y está lista esperando a quien la necesite. Pero esto se hace con la voluntad y participación de todos, incluso equivocándonos a veces, pero aprendiendo siempre. Si una persona en Catriel se muere porque no hay sangre, no se le muere ni al Hospital ni a la asociación, se le muere a toda la comunidad. Si eso pasa, se nos murió a todos. Porque la donación voluntaria de sangre es un compromiso comunitario, se hace pensando en salvar la vida de un otro que no conozco en un determinado momento y situación que atraviese. Es importante que la gente sepa lo trascendental que es y que depende de nosotros”, agregó.

“De la sangre que dona una persona, al procesarla, se desprenden varios hemocomponentes que sirven para desarrollar varios productos. Los que más se consumen son las plaquetas y los glóbulos rojos. Ambos son muy importantes. En muchos casos las plaquetas han logrado frenar el avance de enfermedades como la leucemia. Y también existe el plasma, que sirven para tratar otras patologías”, sostuvo.

Finalmente indicó que “en Catriel es la primera vez en muchos años y luego de varios intentos que existe una asociación compuesta por civiles que desde hace tres años trabajan comprometidamente en la problemática de la sangre entendiendo que es una responsabilidad cívica y comunitaria que cada centro médico tenga la disponibilidad necesaria en calidad y cantidad para cualquier paciente”.

“Honramos la Vida” cumplió recientemente tres años de existencia, en ese lapso, consiguió consolidar un grupo estable de trabajo, organizar un padrón de donantes voluntarios locales y un calendario anual de colectas, realizó capacitaciones con profesionales de la hemoterapia nivel internacional, brindó charlas a alumnos de colegios secundarios y sus actividades fueron declaradas de interés comunitario por la Legislatura Provincial y el Concejo Deliberante de Catriel.

Share Button

Comments

comments