Tesla inventó una batería para viviendas bautizada “Powerwall” que ya recibió casi 40 mil pedidos

Tesla

El sueño de Nikola Tesla era que todos tuviéramos acceso a “Energía libre y gratis para todos” y aunque hemos tardado un tanto para llegar a eso, paradójicamente la compañía que lleva su nombre está a punto de cumplirlo –a su manera–. Elon Musk, cofundador de Tesla Motors, anunció que la compañía planea lanzar al mercado una batería para el hogar con el fin de “acabar con la factura eléctrica”. ¿Lo mejor? No se trata de una promesa a futuro, ya que el diseño ya está listo para entrar en producción en los próximos 6 meses.

Tan solo ha pasado una semana desde la presentación de Tesla Powerwall, la acogida de estas baterías ha sido excelente según los resultados del primer trimestre de 2015 de Tesla.

Elon Musk anunció que pese al poco tiempo de anunciar el nuevo Powerwall, han recibido 2.500 reservas de PowerPack que incluyen 10 baterías, lo que se convierten en 25.000 baterías. Pero en total son cerca de 38.000 las baterías que ya se han pedido. Estas baterías no se empezarán a entregar hasta el 2016 y supone que no habrá más unidades hasta mediados del año que viene.

Estas baterias funcionan como acumuladoras de energía, en la que se activan en caso de existir un corte de electricidad o que puedes usar para depender menos de tu compañía eléctrica. Incluso una empresa eléctrica de California es por ahora la única que acompaña a Tesla en el lanzamiento para que cuando exista una gran demanda de energía se pueda canalizar a los hogares que no tienen baterías y los que sí, usen la acumulada.

Las baterías para el hogar no ofrecerán un gran descuento inicial en las facturas de electricidad, es más una inversión a largo plazo para ver el ahorro de consumo, aunque también existe el sentimiento de independencia de las grandes eléctricas que ayuda a Tesla vender estas baterías.

“Están apareciendo algunos valores de arbitraje”, explica el director ejecutivo del Centro Pace para la Energía y el Clima en White Plaines, Nueva York, Karl Rábago. “Si puedo exportar selectivamente, usando un dispositivo de almacenamiento, podría conseguir un mayor valor para mi capacidad de generación”.

El almacenamiento de energía doméstico tendrá más sentido en los próximos años. Según un informe reciente del Instituto Rocky Mountain, un grupo de investigación y consultoría en energía, los sistemas residenciales y comerciales de energía solar más el de almacenamiento ofrecerán una clara ventaja de coste respecto a la electricidad de la red en todo Estados Unidos para 2030.

La gigafábrica de Tesla en Nevada, que está construyendo junto a Panasonic, tendrá una capacidad de producción anual de 35 gigavatios hora para 2020, lo que supone más que todas las baterías de ión-litio producidas en todo el mundo en 2013.

Una inversión tan grande en lo que aún es un mercado nicho es arriesgada, pero Tesla afirma que la nueva fábrica servirá para reducir el coste de producción de las baterías en un 30% cuando empiece a operar, que podría ser ya en 2016. El mayor desafío para Tesla probablemente sea conseguir pedidos suficientes para la producción. Para 2020 la planta podrá producir baterías suficientes para medio millón de vehículos eléctricos al año. El año pasado Tesla vendió unos 20.000 coches.

Share Button

Comments

comments