Toma de vivienda: La Policía prohibía que les den alimento a una mujer y su hijo

Catriel.- La decisión de la Policía de no dejar pasar alimentos ni objetos básicos para la supervivencia a una mujer y un niño generó una gran polémica en la mañana de hoy. Una madre, junto a su hijo, ocupó una casa en el barrio Preiss, forman parte de las viviendas sociales que el municipio ya adjudicó, y rápidamente, tras la denuncia de la empresa constructora, se realizó un gran operativo. Intervino la comisaría Novena y la fiscal adjunta de Catriel Analia Díaz.

Ante esta situación, a pedido del fiscal Martín Pezzetta que interviene en la causa ordenó la medida de cercar la vivienda y prohibir el paso de elementos que puedan servir a la ocupación, como alambres y materiales para la construcción. Eso fue a través de Díaz. La Polícia puso un perímetro alrededor de la vivienda y no dejaba pasar nada ni a nadie.

Desde la fiscalía aseguraron que fue un “malentendido” que la orden estaba ligada, “como ocurre en estos casos”, a materiales para montar estructuras de cualquier tipo y evitar así la “usurpación masiva”. Sin embargo efectivos de la comisaria Novena no dejaron pasar por un largo rato alimentos y otros objetos como una garrafa a un puñado de ciudadanos que se interesaron por la situación de la mujer y su hija. En el lugar también estaba protección integral. Tras un intenso reclamo de los ciudadanos presentes, la policía habilitó el paso para materia prima.

La legisladora del FpV Daniela Salzotto se hizo presente en el lugar y aseguró que no fue “nadie del municipio” a interiorizarse de la situación. Este medio intentó comunicarse con Carlos Blanco, Director de Políticas Sociales, pero no logró establecer contacto. Tampoco dieron respuestas los máximos responsables de la Unidad Novena. La única fuente oficial que habló fue la fiscalía.

Además de varios vecinos se hizo presente la multisectorial de mujeres. El grupo militante de mujeres logró, luego de insistir ante la fiscal adjunta y la policía, que permitan llevar alimentos a la mujer. Además “por la fuerza” según el relato de la Multisectorial lograron llevarle una garrafa con una pantalla para que pueda calefaccionarse. la vivienda no cuenta con ningún servicio. La militantes aseguraron que varios policías no quisieron identificarse y que uno de ellos tomaba fotos.

Según trascendido, la mujer que vivía en el lote 14 y que había solicitado en muchas oportunidades una vivienda la municipio. Además está vigente una 30/40 de prohibición de acercamiento de su ex pareja y padre del niño de dos años. La mujer está actualmente embarazada y dejó la vivienda donde estaba radicada ya que pertenecía a sus ex suegros.

Share Button

Comments

comments