Un infractor se fugó a más de 100 k/h a la salida del boliche

Catriel.- El fin de semana algunos inspectores de Tránsito sufrieron una situación desagradable a partir de la situación generada por un desaprensivo conductor que se fugó de los controles vehiculares acelerando a más de cien kilómetros por hora. “Tuvieron que correrse del lugar porque si no los llevaba puestos”, remarcó sobre el episodio el director de Tránsito Favio Calvo.

Calvo indicó que se realizaron controles los días viernes, sábado y domingo. En una de esas jornadas, durante un control a la salida de un local nocturno, se generó la situación. “Estábamos haciendo controles y se escapó uno, pero fue imposible seguirlo. Lo vimos venir rápido y pasó a mas de 100 kilómetros por hora por la avenida (Roque Saenz Peña) a la salida del boliche hacia el centro. Los inspectores se tuvieron que correr del lugar si no los llevaba puestos”, sostuvo.

El titular de la cartera municipal de Tránsito reflexionó sobre el hecho y señaló que “en este tipo de situaciones puntuales debemos usar el criterio” porque “a veces seguirlo genera un riesgo mayor”. “Si no después ese tipo termina dentro de una casa, atropellando a un peatón o haciendo cualquier otro desastre por escaparse. En este caso pasó tan rápido que apenas si alcanzamos a ver uno o dos números de la patente”, indicó.

El uso de las Cámaras y la necesidad de una Secretaría de Seguridad

Consultado por este medio sobre si no se podía identificar al infractor a través de las cámaras ubicadas sobre avenida Roque Saenz Peña, Calvo señaló que “se pueden pedir, pero se hace a través de notas” y admitió que lo mejor para la ciudad sería “que podamos armar una Secretaría de Seguridad en Catriel”.

“El personal que controla las cámaras depende de la jefatura de Viedma. Se puede pedir la información, pero tiene su proceso. A mí me gustaría que se arme la Secretaría de Seguridad local para darle una base de trabajo y disponer de personal que pueda involucrarse para tener un control de lo que pasa acá dentro en la ciudad. De esa manera podemos disponer de las cámaras, recopilar información, sería más rápido todo”, dijo.

“Le podríamos dar un buen uso para el tema del tránsito. Si todos los días tenemos un tipo que anda a exceso de velocidad por donde están las cámaras, lo podemos identificar y detener rápidamente. Son como 10 o 20 inspectores más. Es lo mejor que se pudo haber inventado. Además forma la conducta de la gente, porque donde apliquemos sanciones a uno utilizando las cámaras ya el próximo se va a cuidar de no estar en falta, de no pasar en rojo o transitar en exceso de velocidad”, reflexionó.

Share Button

Comments

comments