ANSES: Pasarán la noche a la intemperie por conseguir un turno

1
701

Catriel.- Unas 60 personas que se encuentran apostadas en la Secretaría de Políticas Sociales pasarán la noche a la intemperie con el objetivo de conseguir un turno para la atención que realizará ANSES el próximo miércoles (24-04). Madres con bebes, niños, parejas y personas con discapacidad que provienen desde todos los barrios y sectores de la ciudad esperan al descubierto soportando el sueño, el frío y el viento. «Esto es una vergüenza, tendría que organizarse de otra forma. Catriel se merece tener una oficina de ANSES», se quejaron.

Todo comenzó ayer por la mañana, cuando se enteraron que ANSES visitará la localidad el miércoles 24 de abril y que los 60 turnos se entregarían desde las 8 de hoy en la oficina de la Secretaría de Políticas Sociales. Ante las grandes dificultades para reservar turno o la imposibilidad de trasladarse hasta Cipolletti para realizar los trámites, muchos catrielenses decidieron realizar una extenuante vigilia para conseguir que los atiendan en nuestra localidad.

«Vengo porque tengo que hacer el trámite para la ayuda del PROCREAR, soy estudiante de quinto año de la escuela técnica de barrio Preiss. Es la primera vez que me toca». vecina de B° Preiss.

Muchos de ellos están desde las dos de la tarde esperando en la vereda del pabellón donde funciona la oficina de Políticas Sociales, otros arribaron algunas horas más tarde. Todos comparten varias cuestiones en común: la incomodidad, el malestar, el frío y la necesidad imperante de realizar sus trámites ante ANSES temprano por la mañana. Para combatir el frío y el aburrimiento muchos de ellos se llevaron el equipo de mate y frazadas, otros improvisaron una mesa en el suelo para jugar al Truco y hacer menos tediosa la espera.

Por contar con experiencias previas y para evitar la desorganización, entre todos, decidieron implementar un sistema de control del orden de llegada. A través de un talonario de números, fueron ordenándose para saber que lugar le correspondía a cada uno. Para las 2 AM ya no habían más cupos para recibir turnos. Si bien los turnos se entregarán desde las 8, todos los lugares ya están reservados para quienes están soportando la fastidiosa espera.

Testimonios

«Es una vergüenza esto. Hay mamás solas con sus bebés porque no tienen quien se los cuide, niños, embarazadas, adolescentes, personas con distintas discapacidades y hasta una pareja de abuelos con más de 70 años acá esperando al descubierto, pasando frío, sueño, algunos con hambre, otros sin dormir y todo por conseguir un turno. Entiendo que es un servicio nacional, pero podrían habernos habilitado el SUM municipal o dejar un policía encargado que cuide la oficina y hacernos pasar para no tener que estar acá esperando como animales. Es injusto, vergonzoso y está mal que pase», se quejó una vecina que caminó desde el barrio Preiss y está esperando desde las 18.

Otros vecinos se acercaron desde los barrios Carod, Santa Cruz, 150 Viviendas, 400 y 200 Viviendas, Cuatro Esquinas, Centro, Marini, Ciudad e incluso desde la zona rural. A muchos de ellos ya les ha tocado pasar por la experiencia, otros es la primera vez que la padecen.

«Tenés que venir y cagarte de frío, no te queda otra. No te dan otra opción. Antes en la Terminal por lo menos teníamos algún tipo de reparo, pero acá estamos totalmente al descubierto. Había una chica que tenía a su bebé de 20 días acá, porque no tenía quien se lo cuide. Salió su marido de trabajar a las once de la noche y sin dormir se vino a reemplazarla, para que ella pueda ir a descansar. Es una locura a lo que exponen a la gente. Hay que organizar mejor la entrega de turnos o traer definitivamente una oficina de ANSES a Catriel. Esta gente se lo merece», sostuvo otro vecino de barrio Santa Cruz.

«Muchas de las mujeres que ves acá son sostén de familia y están poniendo en riesgo su trabajo por estar haciendo esto. Otras mañana a las 8:30 tienen que dejar sus hijos en la escuela», vecina de barrio Carod.

«Yo vengo del barrio Ciudad de Catriel, cerca de la Deportiva. Tengo una discapacidad, soy diabética y estoy con problemas de salud, por mis piernas. Muchas veces me descompongo. Y me tengo que quedar acá toda la noche esperando que nos den turno. Ya me ha tocado vivirlo, pero no por eso se hace más fácil. Incluso hasta me tocó venir sola estando embarazada. Hoy también hay mamás con bebes muy chiquititos. Esta noche va a hacer frío, pero no hay alternativa más que quedarse y aguantar», se resignó una joven en silla de ruedas.

«Yo vivo cerca de la Torre, en la vera de la Ruta 151. Desde allá me tuve que venir porque necesito un certificado para mi hija. Me trajeron, estoy desde las ocho de la noche. Y no me queda otra que soportar, porque no puedo viajar a hacer los trámites en Cipolletti. Por lo caro que es y por lo que cuesta conseguir turno. Llamé 20 veces hoy a ANSES tratando de conseguir y no pude», sostuvo otra mujer.

«Nosotros vinimos a las doce (de la noche). Ya conseguimos numerito. Y acá estamos, cantandonos de frío por un turno. Somos los dos jubilados, tenemos 74 años y necesitamos tramitar un préstamo en ANSES. Pero si no, nos tenemos que ir hasta Cipolletti y no podemos. No contamos con suficiente dinero para el viaje, ni tampoco tenemos movilidad. Así que nos vamos a quedar hasta las 8 (de la mañana) acá. Es la primera vez que nos toca hacer un trámite así, de esta manera», explicó una pareja de jubilados.

NOTAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here