Autoconvocados por el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia

568

Catriel.- Ayer por la tarde se realizó un acto por el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia organizado por la Multisectorial de Mujeres de Catriel en la plaza de la Familia. Estuvo marcado por la participación de agrupaciones, vecinos, opositores, ex presos políticos, docentes y un gran número de mujeres, entre ellas, integrantes del grupo feminista Aquelarre.

La actividad comenzó pasadas las 18 con la lectura de algunos textos alusivos a la fecha. Luego se repasaron historias de vida y momentos vinculados a la época de la dictadura en la localidad, se destacó el rol importante de mujeres luchadoras que vivieron en Catriel durante aquellos años como Doña Chilca Oga, se remarcó la importancia de la participación de la comunidad en este tipo de actos y además se leyeron varios poemas, algunos reconocidos, y otros de autoría de los oradores. También hubo reflexiones particulares algunas de las cuales incluyeron fuertes críticas por parte de opositores y ex presos políticos dirigidas tanto al oficialismo, que estuvo ausente en la iniciativa popular (desde el Ejecutivo, que realizó un acto oficial por la mañana, señalaron que no recibieron invitación para participar), como a comunicadores sociales.

Por otra parte se hizo una intervención con cartelería que amplió de 30.000 a 30.400 el número que simboliza a los desaparecidos durante la última dictadura militar en Argentina haciendo hincapié en la cifra icónica, que citó el activista LGBT y escritor Carlos Jauregui en el libro “La homosexualidad en Argentina” (1987), para presentificar a los desaparecidos homosexuales víctimas del terrorismo de Estado y sacar a la luz testimonios sobre las violaciones específicas de los derechos humanos cometidas contra el colectivo.

Finalmente, como cierre del acto, la artista local Ayelén Cayunao interpretó varias canciones de rock relacionadas con el Día de la Memoria siendo acompañada por todos los presentes. Una vez finalizada la presentación artística los concurrentes paulatinamente se fueron desconcentrando de la plaza de la Familia para retirarse hacia sus hogares.