Caldiero: “Buscamos la reactivación de la zona norte de la provincia”

71

El actual secretario de Energía de Río Negro, Sebastián Caldiero, dejará el 10 de diciembre su cargo para asumir como legislador provincial. Se va de ese puesto en medio de un reordenamiento de la actividad hidrocarburífera, que pretende volver a sus tiempos de oro. Aseguró que la explotación convencional de campos maduros, sobre todo en Catriel, “da la pauta de que buscamos la reactivacón de la zona norte de la provincia”.

En diálogo con +e, Caldiero explicó que aún no hay sucesor en la secretaría, pero está claro que quien asuma deberá enfrentar una serie de desafíos de peso para un sector económico clave aunque alicaído por la madurez de los campos. Sobre todo porque hay mucha expectativa por nuevos proyectos y el desembarco de empresas pequeñas que desplazaron a los elefantes como Chevron o YPF.

—¿Cómo siguen la evolución de las explotaciones convencionales de los campos maduros?

Las seguimos de cerca porque nuestra principal actividad es convencional, sobre todo en Catriel. A fin de año firmamos el traspaso de cuatro áreas de YPF a Petróleos Sudamericanos. Si a eso le sumás la adquisición de otras cuatro áreas en Catriel, te da la pauta de que lo que buscamos es la reactivación de la zona norte de la provincia.

—¿Por qué el traspaso de bloques a pequeñas productoras?

Básicamente porque para empresas como YPF tenemos activos que no estaban en su consideración y no invertían. Pretendemos que Petróleos Sudamericanos, que es una empresa mucho mas chica, haga foco en esos yacimientos y los pueda revertir, lo mismo que pretendemos que haga Aconcagua. Vista Oil&Gas está trabajando muy bien en yacimientos que eran de Petrobras. Han hecho un plan de reactivación muy interesante. A eso sumale lo que está haciendo CGC en La Angostura, que está perforando ahora y va a demostrar que es una zona no convencional. Después tenemos como convencional lo que está haciendo President en Estancia Vieja, Puesto Flores y Puesto Prado. Hay que tener en cuenta que toda pequeña actividad suma. Salvo EFO (YPF), el resto son yacimientos para pelearla.

—¿Hay un proceso para favorecer el desembarco de empresas chicas, como ocurrió en Estados Unidos?

Teníamos empresas muy grandes, como Chevron, YPF y Petrobras, que fueron vendiendo y desmantelándose, algo que propiciamos y empujamos. Nadie niega la envergadura de Chevron, pero no estaba invirtiendo. Para nosotros es mucho más positivo tener a President, que no es tan conocida pero invierte. Las grandes solo nos servían de chapa. Me saco el sombrero con YPF en EFO y Señal Picada, el yacimiento más petrolero de la provincia, pero en el resto de los bloques no hacían nada. Prefiero empresas chicas en las que el dueño está sobre la operación. Donde los márgenes son mas chicos hay que eficientizar los costos, y las grandes en eso hacen agua.

—¿Qué pasa con los municipios que se oponen a la explotación petrolera?

Somos respetuosos de la autonomía municipal en cuanto a regulación del uso del suelo. Pero el subsuelo es propiedad exclusiva de la Provincia. Así está resuelto por ley y por la Justicia en casos de municipios con ordenanzas antifracking. El problema es que ninguno se puso a trabajar en serio desde el punto de vista del planeamiento urbano. Todos trabajan desde las ordenanzas antifracking con papeles copiados de internet y sin fundamentos científicos. Lo que creo es que hay que hacer un desarrollo ordenado de la actividad, como pasó en Allen con el plan rector. Los inconvenientes surgen cuando se mezcla actividad hidrocarburífera con fracking. La idea nuestra es trabajar en conjunto, pero siempre teniendo como premisa que la actividad hidrocarburífera es de interés público nacional y provincial.

Fuente: lmneuquen.com
Share Button

Comments

comments