Comenzó el juicio por la muerte de Malmoria

0
651
El fiscal Gustavo Herrera y la Fiscal Adjunta Analia Díaz.

Catriel.-Esta mañana comenzó el juicio por la muerte de Mauro Malmoria, el joven que falleció como consecuencia de una intoxicación con ácido sulfhídrico mientras realizaba tareas en una cámara de gas. El hecho ocurrió el 19 de noviembre en Catriel y por el hecho hay tres personas acusadas por el delito de homicidio culposo.

Los imputados son representantes de la empresa Rimsol que había sido contratada por el Municipio de Catriel para realizar los reemplazos de los colectores cloacales en calles San Martín, Córdoba y General Roca. La firma tiene asiento en Bahía Blanca. Uno de ellos era el presidente del directorio de la empresa, otro el ingeniero responsable técnico de la obra y el restante el encargado de la seguridad e higiene del trabajo.

“La muerte de Malmoria se podría haber evitado”, aseveró Herrera al momento de explicar los motivos por los cuales el caso había avanzado a juicio

Según la teoría de la Fiscalía, Malmoria descendió al interior de la cámara para inspeccionarla y observar las dimensiones de la misma, puesto que era necesario realizar un tapón en un caño para contener a los efluentes cloacales. Tras unos momentos en el lugar, el hombre quedó inconsciente e intentó ser asistido por otros operarios que se hallaban en el lugar.

Según relató Herrera, uno a uno fueron ingresando pero todos ellos sufrían desmayos en el interior. De la investigación surgió que todo se dio por una alta concentración de gas sulfhídrico en el interior de la cámara, lo cual se podría haber evitado en caso de realizar una correcta ventilación de la misma o si los operarios hubieran tenido a su disposición de los elementos de seguridad previstos para la realización de este tipo de trabajos.

Producto de la intoxicación por la inhalación de gases, Malmoria falleció y otros cuatro operarios resultaron lesionados de gravedad, según las certificaciones del Cuerpo de Investigación Forense. La calificación legal del caso es homicidio culposo en concurso real con lesiones graves culposas en cuatro hechos.

“La muerte de Malmoria se podría haber evitado”, aseveró Herrera al momento de explicar los motivos por los cuales el caso había avanzado a juicio. En este punto agregó que hubo un incremento en el riesgo del desarrollo de la actividad por la falta de capacitación del personal, por la no utilización y provisión de materiales tales como medidores de gases, cuerdas de seguridad, máscaras de filtro de gases, entre otros.

La acusación se centra en tres personas discriminando la responsabilidad de cada uno de acuerdo a su función. Según la fiscalía, el director de la empresa no facilitó los medios técnicos para evitar cualquier accidente, incluyendo entre los mismos el equipamiento para medir la concentración de gases y la entrega de elementos de seguridad al personal a su cargo.

El técnico en seguridad e higiene no previó la situación de riesgo para los trabajadores, no capacitó al personal para evitar esos riesgos y no realizó la supervisión de la obra, mientras que el accionar que se le imputa al ingeniero a cargo de la dirección técnica de la obra, es no haber supervisado debidamente.
Las defensas técnicas de los acusados adelantaron que desde su concepción la conducta de sus clientes no encuadra en figura penal y que abogarán por la inocencia de los imputados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here