Comerciante baleado: Los imputados irán a juicio

El momento de su detención tras el asalto.

Catriel-.Dos jóvenes deberán afrontar un juicio oral y público acusados de ser los autores de un robo calificado por el uso de arma de fuego y por provocar lesiones graves en la víctima. El hecho sucedió el 10 de agosto pasado alrededor de las 22 horas en un local céntrico ubicado sobre calle Roca de Catriel. Se trata del comerciantes Carlos Díaz quien estuvo alrededor de un mes luchando por su vida. 

En esas circunstancias los dos sujetos previo acordar tareas, habrían cometido el robo simulando uno de ellos ser un cliente e ingresando en al menos en tres oportunidades al comercio. Al salir, en todas esas oportunidades permaneció en contacto con su cómplice. Según informó el ministerio público fiscal.

De acuerdo a la versión oficial, en la tercera oportunidad ambos acusados ingresaron, uno de ellos con el rostro cubierto con un pasamontañas y portando un arma de fuego calibre 32 apta para producir disparos y le exigieron al propietario del comercio que entregue el dinero de la recaudación. En medio del asalto, el imputado que tenía el arma de fuego en su poder disparó contra la víctima provocándole lesiones. Al salir del local fueron advertidos por personal policial de la Comisaría Novena que procedió a su detención. El restante acusado – quien no portaba el arma de fuego – en su intento de huir del lugar enfrentó a la policía y agredió a una integrante de la fuerza.

Los delitos de robo calificado prevén únicamente penas de prisión efectiva.

En las diligencias locales participaron el fiscal del caso, Martín Pezzetta y el adjunto de fiscalía Guiller Ibañez, la defensora oficial, Silvana Ayenao y presidio la misma Juez de Juicio, Julio Sueldo. Las principales evidencias presentadas por la fiscalía incluyen los testimonios de las víctimas y de los uniformados que detuvieron a los sujetos. Además declararan los peritos que realizaron las pruebas de aptitud de disparo sobre el arma.

La carátula del caso es “robo calificado por el uso de arma de fuego y por haber producido lesiones graves en la víctima en calidad de coautores para ambos sujetos”. Además el autor del disparo también está acusado del delito “portación ilegal de arma de uso civil”, mientras que sobre el segundo sujeto también pesa la acusación por el “delito de atentado y resistencia a la autoridad”. Los delitos de robo calificado prevén únicamente penas de prisión efectiva.

En la audiencia de formulación de cargos uno de los acusados reconoció la autoría del hecho y afirmó que el disparo de arma de fuego producido en el interior del local “no había sido intencional sino que se había dado en marco de un forcejeo con el damnificado”. Esta declaración podrá ser valorada en el juicio puesto que fue brindada en presencia de su defensora y delante de la Jueza de Garantías que entendió en la primera etapa del proceso.

A partir del dictado de auto de apertura a juicio la Oficina Judicial fijará la fecha del juicio oral y público que tendrá lugar los primeros meses de 2019.

Share Button

Comments

comments