Cura condenado por abuso dio clases y trabajó en Catriel

0
487

Catriel.- El sacerdote Fernando Enrique Picchiochi, condenado por abuso en 2012, ejerció como docente en el nivel secundario de la localidad y estuvo trabajando en la parroquia Cristo Obrero ubicada sobre avenida Roca y Hugo Sosa.

Picchiochi fue condenado a 12 años de prisión por abusar de al menos cinco niños. Fue denunciado en el año 2000 por Sebastián Cuattromo, alumno del colegio Marianista de Caballito (Buenos Aires).

Se trata de uno de los 62 sacerdotes acusados de abuso sexual en el país. Se encuentra en libertad desde principios de 2016 por el beneficio del 2×1.

El patrón de abusos, silencio y protección se repite constantemente en muchos de los 62 casos denunciados en la Argentina desde 2002, luego de que estallara el escándalo del padre Julio César Grassi.
Una investigación de la Agencia Télam –de las periodistas Lucía Toninello y Mariana García–, dejó al descubierto que la denuncia contra Grassi no es un hecho aislado: desde entonces cuatro nuevas denuncias se sumaron por año y sólo tres casos fueron sancionados con la máxima pena prevista por el derecho canónico: la expulsión del sacerdocio.

Siguiendo las notas publicadas en medios nacionales y regionales, informes de agencias y consultando fuentes propias, Télam reconstruyó un mapa de la pedofilia dentro de la Iglesia utilizando el mismo mecanismo de La Casa del Encuentro, la ONG que lleva adelante el único registro nacional que existe sobre femicidio. Este mapa muestra que en la mayoría de los casos la Iglesia no acompañó a las víctimas, que los abusadores ya tenían antecedentes y que los traslados son la respuesta más frecuente ante una denuncia.

Fuente: lmcipolletti.com.ar, Télam, Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here