Denunciaron mala atención a una jubilada en la guardia del Hospital

313

Catriel.- Una mujer denunció mala atención en la guardia del Hospital local por parte de una enfermera. Según explicó, ayer se negaron a atender a su madre de 76 años para colocarle una inyectable que forma parte de su tratamiento médico contra la artritis, osteoporosis y escoliosis que padece. Aseguró que debió recurrir a un servicio privado para que la atiendan.

“Llegamos a la guardia cerca de las 20. Golpeamos la puerta para que nos atiendan y salió una enfermera. Lo primero que nos dijo fue: ¿qué pasa? con un tono y una disposición poco amables. Le expliqué que venía con mi mamá para que le pongan un inyectable por sus dolores y su respuesta fue: “inyecciones a las 23 horas recién, acá está el cartel que lo dice. Vayan, vayan”. Me pareció bastante mal educado responder de esa manera, además de irresponsable al negar la atención en la guardia a una mujer de 76 años”, relató la hija de María Juárez, la paciente.

“Tuvimos una discusión. Yo insistí, explicando que mi madre tiene 76 años y se acuesta temprano, a las 22 más tardar. Además que por su condición, padeciendo osteoporosis, artritis y escoliosis le cuesta horrores moverse de casa. Que necesitábamos que alguien por favor le coloque la inyección para cumplir con su tratamiento y que me parecía que no podían negarle la atención en la guardia del Hospital Público”, agregó.

“Como la enfermera en ningún momento cambió de parecer, le recriminé el hecho que dejen a una señora mayor sin atención médica y le pregunté por su nombre. Se negó a dármelo. La única respuesta que recibí fue: “Vos decime primero tu nombre y yo te digo el mío”, esto con un tono bastante sarcástico”, sostuvo la hija de la anciana.

“En ese momento me alteré, la situación me desencajó y antes de irme con mi mamá sin que la tiendan, les recriminé su falta de responabilidad médica y social y su falta de humanidad para con una paciente mayor. Les dije que era un desastre la atención que hicieron del caso y nos retiramos”, indicó.

“Al final tuvimos que llevar a mi mamá a un servicio privado para que le pongan la inyección y abonarlo aparte. En nuestro caso no hay problema con el dinero, lo principal con mi madre es su condición, sus 76 años y lo mucho que le cuesta movilizarse de un lugar a otro. Pero preocupa la mala atención, la falta de humanidad… No entiendo, ¿Cómo dejan que se niegue la atención y se destrate así a una jubilada de 76 años? ¿Y qué pasa, por ejemplo, en el caso de alguien que no tenga el dinero para pagar el servicio privado? La verdad me siento enojada y decepcionada con la situación, nunca me había pasado”, cerró la joven.

VSN se comunicó con la directora del Hospital, Laura Leiva, para consultarle sobre este hecho. Si bien agradeció la oportunidad de descargo, no hizo ninguno hasta el momento.

Share Button

Comments

comments