Desmienten que Joe Lewis haya ganado el juicio por el Lago Escondido

788
Crédito: rectaprincipal.com.ar
Crédito: rectaprincipal.com.ar
Crédito: rectaprincipal.com.ar

Río Negro.- El Estado rionegrino hace mas de 5 años que no cumple con la justicia quien lo obliga a garantizar el acceso. Mientras tanto, Lewis miente diciendo haber ganado el juicio. 

Odarda aseguró que «el magnate inglés pretende generar confusión en la población y seguir dilatando los plazos de ejecución de la sentencia principal. La Resolución 064 del 29 de julio de 2009, del STJ ha sido muy clara disponiendo  desde hace más de cinco años la obligatoriedad del estado rionegrino de garantizar el carácter público del camino de acceso al Lago Escondido por el paraje Tacuifí y el acceso al Lago por esa vía preexistente. Río Negro, todavía no cumple.

Ante la difusión por redes sociales de un falso cartel titulado con la palabra “VERGÜENZA” en la que, sin firma alguna, se difunde la supuesta noticia respecto de la acción de Amparo que promoviéramos junto a diferentes organizaciones sociales por el Libre Acceso al Lago Escondido, manifestando erróneamente que el multimillonario Inglés Joseph Lewis, adquirente del Establecimiento Hidden Lake S.A. (Estancia Lago Escondido), habría “ganado el juicio”, y que los argentinos deberíamos renunciar a ingresar en el futuro a dicho espacio de agua, venimos a desmentir categóricamente dicho contenido, por provenir de información falsa y malintencionada que solo pretende generar confusión en la población y seguir dilatando los plazos de ejecución de la sentencia principal.

La Resolución 064 del 29 de julio de 2009, del Superior Tribunal de Justicia ha sido muy clara, en cuanto ha dispuesto desde hace más de cinco años (aún incumplida por el gobierno de Río Negro) la obligatoriedad del estado rionegrino de garantizar el carácter público del camino de acceso al Lago Escondido por el paraje Tacuifí y el acceso al Lago por esa vía preexistente, cumplimiento que vienen reclamando tanto quien suscribe como un gran grupo de organizaciones desde muchos años a esta parte. Tal resolución se encuentra firme y no existe posibilidad jurídica alguna de que dicho contenido pueda ser contrarrestado por ningún juzgado de inferior jerarquía, como en este caso resultaría la Cámara de Apelaciones de Bariloche, cuya función es simplemente la de hacer operativa a dicha decisión, estableciendo en todo caso los recaudos para lograr que dicho mandato judicial se ejecute lo antes posible y de la manera más procedente.

La última resolución que ha dictado la Cámara de Apelaciones en lo Civil el día 9 de octubre de 2014 en dichas actuaciones, a la que supuestamente hace referencia la aquí denunciada comunicación apócrifa, fue la de conceder un recurso de Casación ante el STJ por una resolución menor, simplemente derivada de la resolución que dictara el Dr. Cuellar (por entonces Juez de Primera Instancia de Bariloche a cargo de la Ejecución del fallo) el 22 de febrero de 2013, a través de la cual solo se fijaban los plazos y algunos recaudos jurídicos que debería cumplir la provincia de Río Negro para tornar efectiva la mencionada sentencia firme STJ/64/2009. La casación fue concedida por la Cámara, con la firma de los Jueces Camperi, Lequizamón Pondal y Lanfranchi (éstos dos últimos como subrogantes) para que solamente este punto fuera resuelto por el STJ en el expediente, no involucrando en absoluto cambio alguno en el criterio que dicho Máximo Tribunal de la Provincia ya dejara plasmado y firme desde hace más de cinco años.

Tal campaña sucia solo puede obedecer a quienes, con una supuesta afición por la causa que los hace sentir “Vergüenza” de los jueces, pretenden instalar en la población la noción de que ya nada se puede hacer por ingresar a ese espacio público de todos los argentinos que, para el caso, representa el Lago Escondido, debiendo “renunciar” a sus derechos por una justicia supuestamente adepta a los poderosos.

Hubiéramos deseado que fuera el mismo Poder Judicial o, para el caso, la misma Fiscalía de Estado de la Provincia, quienes desmintieran tan mendaz y malintencionado comentario, en tanto los comprometen directamente, por lo que se encuentran permitiendo que una fuente anónima menoscabe con datos falsos la credibilidad de los jueces intervinientes y, de esta forma, de las instituciones creadas para garantizar los derechos del pueblo.

A continuación, transcribimos literalmente lo realmente resuelto recientemente por la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Bariloche y  que diera origen a la sucia campaña difundida por redes sociales denunciada en el presente. En dicha resolución, la Cámara simplemente eleva el expediente al STJ para resolver la cuestión de los plazos y detalles que impusiera oportunamente el entonces Juez Cuellar, sin objetar en absoluto el contenido principal de la sentencia 064/2009 del STJ que garantiza a todos los ciudadanos la posibilidad de acceder al Lago Escondido por el camino preexistente de Tacuifí, un logro de todos los rionegrinos que ninguna campaña sucia podrá menoscabar.

FALLO JUDICIAL POR LAGO ESCONDIDO

Organismo: Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial

Ciudad: Bariloche

N° Expediente: 16935-044-13

N° Receptoría: Q-3BA-40-CC2013

Fecha: 2014-10-09

Carátula: ODARDA, MAGDALENA Y OTROS / VIAL RIONEGRINA SOCIEDAD DEL ESTADO Y OTROS- MANDAMAUS- EJECUCION DE SENTENCIA (expte. Nº D- 3BA- 524- C2012) S/ QUEJA

Descripción: Interlocutoria

En la ciudad de San Carlos de Bariloche, Provincia de Río Negro, a los 09 (nueve) días del mes de octubre de dos mil catorce, reunidos en acuerdo los Señores Jueces de la CAMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL, COMERCIAL Y MINERÍA de la Tercera Circunscripción Judicial, Dres. Edgardo J. Camperi, Héctor Leguizamón Pondal y César Lanfranchi, después de haberse impuesto individualmente de esta causa caratulada «ODARDA, MAGDALENA Y OTROS C/ VIAL RIONEGRINA SOCIEDAD DEL ESTADO Y OTROS- MANDAMAUS- EJECUCION DE SENTENCIA (expte. Nº D- 3BA- 524- C2012) S/ QUEJA», expediente 16935-044-13 (registro de Cámara), y discutir la temática del fallo por dictar -de todo lo cual certifica el Actuario-, los Señores Jueces emitieron su voto en el orden establecido en el sorteo practicado (fs.192 vta), respecto de la siguiente cuestión por resolver: ¿qué pronunciamiento corresponde dictar?

A la cuestión planteada el Dr.Camperi dijo:

Vienen estos autos al acuerdo a los fines de que nos expresemos sobre la admisibilidad formal del recurso de casación que contra el pronunciamiento de fs. 97/100, dedujera “Hidden Lake S.A.”.

Examinando el cumplimiento de las exigencias meramente formales, podemos advertir que: a) Se lo ha deducido en término -véase constancia de fs.100 vta. y cargo de fs. 163- b) Se ha constituído domicilio ante el Superior Tribunal en la ciudad de Viedma; c) Se ha efectuado el depósito previsto en el art. 287 CPCC.; d) no se hubo conferido traslado por la naturaleza del procedimiento en que nos encontramos.

Ingresando en el examen de admisibilidad propiamente dicho, reservado al propio tribunal que emitiera el pronunciamiento y realizándolo con los parámetros que exige la doctrina uniforme y constante del Superior Tribunal, es decir, adentrándonos en la verosimilitud de la argumentación de la quejosa, sin contentarnos con un mero recuento de exigencias puramente formales, entiendo que la recurrente ha logrado exhibir la supuesta erroneidad en que se pudo incurrir en el pronunciamiento que hubo desestimado su recurso de hecho.

En tal orden de ideas, si ante una situación similar, en una queja deducida por la provincia de Río Negro se hubo receptado la queja disponiéndose la concesión del recurso denegado en la instancia de origen, es evidente que la adopción de un temperamento contrario en la decisión que se cuestiona constituye una inconsistencia que debe tratar de remediarse transitando las distintas instancias que el servicio de justicia coloca a disposición de los litigantes.

No dejo de advertir que la “sentencia” que se cuestiona no parece resultar de aquéllas de las previstas en la norma del art. 285 CPCC., es decir que revista el carácter de definitiva, pero si no perdemos de vista el proceso en que nos encontramos, las singularidades del mismo y los derechos involucrados, pareciera que el pronunciamiento objeto de cuestionamiento, en sus efectos, podría equipararse a una sentencia de aquella condición, no visualizándose tampoco la posibilidad de que el criterio adoptado en el pronunciamiento de primera instancia pueda resultar ulteriormente modificado.

Por lo expresado y de compartirse mi criterio, propongo se declare admisible el recurso extraordinario de casación articulado.

A la misma cuestión los Dres. Leguizamón Pondal y Lanfranchi dijeron:

Por iguales fundamentos a los expresados en su voto por el Dr.Camperi, adherimos.

Por ello, la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Minería, RESUELVE: I) CONCEDER el recurso de casación interpuesto contra la sentencia del 06/02/2014 (fs.97/100). II) ELEVAR oportunamente las actuaciones al STJRN. III) REGISTRAR, protocolizar y notificar lo resuelto por cédulas a cargo de parte interesada.

Edgardo J. Camperi Héctor Leguizamón Pondal César Lanfranchi

Juez de Cámara Juez de Cámara subr. Juez de Cámara subr.

Mariano Castro

Secretario subrogante

Fuente: Prensa Magdalena Odarda (Interbloque FAP-UNEN- CC ARI)