Dos días en la vida

1
198
VSN
VSN
Por Elio Carrasco

Así, tal cual lo canta Fito Páez, hay veces en que dos días en la vida no vienen nada mal. En este caso, fueron este 14 y 15 de Mayo, ambos los cuales dentro de diez años ojalá se recuerden no tan solo como la firma de un protocolo, sino mejor como una doble efemérides histórica del momento en que la sociedad dio un paso en una lucha que es y debe seguir siendo permanente. Y ojo, que podrían llegar a ser dos, si es que finalmente del concurso para nombramiento de un fiscal en Catriel resulta alguno efectivo.

Entre tantas pálidas una tras de otra, como ser las consecuencias del temporal, la pérdida de Facundo López (13) la más grave, y otras como el colapso institucional de dos colegios de la ciudad y la crisis de salud en el hospital, las más leves (aunque para nada someras); es bueno saber que ante una situación tan atroz y lamentable como la muerte de Cintia Vergara (34 años), haya personas como las que conocí y conversé en mi participación en estas dos jornadas de taller interinstitucional sobre violencia familiar abordado desde diferentes esferas y perspectivas.

Es una verdadera pena y porque no, hasta vergüenza (un poco propia, un poco ajena) si se quiere, que la pérdida de algo tan invaluable e irremplazable como una vida tenga que ser el disparador de los mecanismos de la sociedad para que nos orientemos y construyamos algo bueno o para que finalmente lo concretemos. En ocasiones la intención de actuar está, pero queda en una expresión y nunca se vuelve realidad. Pero, otras veces, incluso de entre tanta desidia y pasividad surgen demostraciones de buena voluntad que pretenden dar una mano y ayudar a gestar para bien, un cambio sustancial en la realidad.

Así tenemos la del Dr. Santiago Márquez Gauna, por ejemplo, quien en esos dos días, disertó y explicó la perspectiva penal buscando sensibilizar e informar y me aseguró –nuevamente- que contar con un fiscal en Catriel sería fundamental porque permitiría tener a alguien que conoce la ciudad, la problemática, y que llega rápidamente al lugar pudiendo entrevistarse con la víctima para conocer la situación. Pudiendo así esa persona entender la gravedad del hecho para establecer de la mejor manera posible el marco del caso; lo cual sería muy positivo, ya que es bien conocido que muchas veces el panorama que surge del análisis que da la policía de Catriel (y la de cualquier lado), no es del todo entendible ni creíble, por razones obvias (falta) de formación para evaluar y comunicar situaciones tan delicadas. Con una fiscalía en la ciudad, se avanzaría en ésto y en cuanto al tratamiento de casos complejos, agilizando las medidas necesarias hasta que tome conocimiento e intervenga el Juzgado de Instrucción. Eso sería un gran progreso, teniendo en cuenta que en la actualidad cada vez que hay una situación así con víctimas que necesitan ayuda y contención inmediata, es menester que los funcionarios judiciales de Cipolletti recorran los 131 kilómetros que separa a una ciudad de la otra para llegar (con buen tráfico) una hora y media después de haber salido.

Pero la buena voluntad del magistrado no fue la única, Cintia Valenzuela, colega a cargo del área de prensa de la 4° Circunscripción del Poder Judicial, quien muy amablemente nos invitó y brindó la chance de participar, además de facilitarnos enriquecedoras y provechosas entrevistas tanto con la licenciada Daniela Heim, como con el Dr. Márquez Gauna e incluso la jueza de paz local, Georgina Garro, todo lo cual me sorprendió primero muy gratamente por su voluntad de trabajo en conjunto, y su buena disposición para con nosotros. Y me sorprendió en segundo plano (aunque no tanto), escucharla explicar que en el pasado se convocó de igual manera que ahora, a una reunión con un taller de este tipo, donde se explicarían aspectos interesantísimos de los procesos en el fuero penal: cómo funcionan, causas, recursos de apelación, recursos de casación, qué es una indagatoria, que pasa luego de ella, los plazos de apelación y del juicio, qué es un criterio de oportunidad, qué es suspensión de juicio a prueba, pero que en aquella oportunidad -por cuestiones que no especificó y no le pregunté- lamentablemente “no vino nadie”. Afortunadamente,en las jornadas no fue así, y tocó vivir una jornada diferente e histórica porque culminó con la firma del Protocolo de Intervención y esta vez sí asistieron (casi) todos los medios de comunicación, funcionarios de todos los poderes, integrantes de otras instituciones y además tuvo una buena concurrencia de vecinos, demostrando una activa participación ciudadana.

Y me volví a sorprender una tercera, esta vez gratamente, cuando la jueza Garro nos contó un tanto emocionada durante una entrevista posterior a la firma del protocolo, que esto es algo por lo que se viene trabajando hace muchísimo tiempo, y que “quizá de afuera parece poco, pero para nosotros, es muchísimo». Y es verdad, aunque muchos no lo vean, el protocolo es una herramienta de trabajo que puede llegar a ser algo fantástico si está bien implementada y articulada con una fiscalía que lleve los casos.

La firma de un compromiso de trabajo. Ese fue el objetivo que vinieron a buscar Santiago Márquez Gauna, Beatriz Mosqueira, Daniela Heim y todos los que formaron parte de la organización de la convocatoria, en una clara muestra de compromiso social. Y pese a que se continuará con reuniones la semana entrante para limar detalles, significa de por si un avance.

De ahora en más, será necesario mantener ese compromiso asumido por todos (nosotros incluidos), no quedarnos en una mera manifestación espontánea de apoyo y deseo, y ocuparnos como colectividad de que la realidad se apegue a lo expresado en el papel. Si conseguimos eso, habremos dado un paso histórico- y por fin- hacia adelante después de tanta tormenta, porque al comprender que prevenir es curar y comprometerse a luchar el remedio, habremos aprendido a extraer un poco de esperanza de nuestro caos social. Y entonces podremos decir que esos dos días en la vida no vinieron nada, pero nada mal.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here