El arte y la solidaridad se unieron para ayudar al comedor de barrio Preiss

206

Catriel.- En el día de ayer (12-05) se llevó a cabo una jornada multicultural organizada por artistas independientes en la plaza San Martín para recolectar alimentos no perecederos para el comedor «Sueños y esperanzas» del barrio Preiss. El evento contó con la participación de músicos, artistas gráficos, sonidistas, exponentes en telas y mucho público que se acercó desde temprano al lugar para acompañar la iniciativa solidaria.

Pasadas las 16 el evento inauguró su itinerario con la musicalización, a cargo de Maximilano Marcovecchio y su equipo. Poco después, Priscila González y Katherine Henríquez hicieron su primera pasada de acrobacias con telas.

Luego llegó el primer momento musical de la tarde, de la mano de David Cámera y Fernando Valverde quienes interpretaron un variado repertorio de canciones de rock nacional. Valentín Torrecilla aportó también al espectáculo con una novedosa intervención de beatbox para todos los concurrentes.

Después los artistas locales Blas Sura, Aníbal Lupardo y Katherine Henríquez realizaron nuevas salidas retornando a las interpretaciones musicales con un recorrido que incluyó composiciones de grandes artistas del rock nacional e internacional. La dupla González-Henríquez también hizo una segunda ronda luciéndose nuevamente con las telas.

Por otra parte, la artista Cecilia Guzmán pintó un cuadro en vivo y exhibió otras obras de su autoría, mientras que Florencia Morales expuso distintos tipos de artesanías para la venta. Además el grupo Huellitas Catriel y la Fundación Patrulla Ecológica tuvieron su propio espacio para dar a conocer las actividades propias de cada institución.

Mientras parte del público disfrutaba de los distintos shows con mate en mano, otros recorrieron las distintas exposiciones que la palestra del evento ofrecía. Los más chicos pudieron optar por divertirse en los juegos de la plaza, una vuelta en cochecitos o participar de alguno de los espacios recreativos preparados especialmente para ellos.

Cerca de las 20 se dio por concluido el evento y se agradeció el importante aporte de quienes acercaron un alimento no perecedero a la caja de colectas que será entregada mañana por la tarde a los responsables del comedor de barrio Preiss.

La situación del comedor «Sueños y esperanzas» del barrio Preiss

«Quiero agradecer enormemente a toda la gente que se acercó, a quienes organizaron y participaron de este evento para recaudar alimento no perecedero para el comedor. A las personas y a las instituciones que se sumaron. El país entero está atravesando una situación difícil, por eso es de mucho valor cada donación para el sostenimiento del comedor», sostuvo Estela Santos, una de las administradoras del comedor.

Según explicó Santos, el comedor se sostiene con el respaldo de las donaciones que realizan vecinos y comerciantes locales. «Tenemos una empresa local que nos dona carne, la verdura la pedimos a la gente que habitualmente dona. También hubo una donación importante de alimento no perecedero por parte de la Iglesia Católica», explicó.

«Yo trabajo todo el día fuera de Catriel, estoy en Añelo, cada vez que puedo gestiono donaciones para el comedor y la empresa colabora con alimento no perecedero también. Por eso agradezco a quienes aportan, a quienes trabajan elaborando la comida todos los días para las 55 familias que se acercan al comedor. Mi madre, que cocina, las chicas que la ayudan, la señora que está por las tardes para brindar la merienda, las profesoras que dan clases de muñecos country y tapizados, a todos», agregó.

«Por suerte estamos atravesando el 2019 sin dejar de ayudar a los niños del barrio. Mis bendiciones a todos los que suman y entienden que esto se trata de ponerse en el lugar del otro, sobre todo en tiempos difíciles, sin ningún tipo de interés particular», cerró.