El fútbol en segundo plano: incidentes en el partido entre Catriel y Cipolletti

422

El fútbol quedó en segundo plano este domingo en el empate entre Catriel y Cipolletti en el marco de la 2da fecha de la Liga Confluencia de Fútbol. Inesperadamente, tras finalizar el juego hubo incidentes entre la hinchada local y la policía.

Según informaron fuentes policiales, algunos hinchas arrojaron piedras. Hubo enfrentamientos donde algunos de los concurrentes resultaron con heridas leves. Algunos de los presentes en la cancha de Catriel aseguraron que la policía también reprimió  con dureza a algunos simpatizantes. Incluso circula un video en las redes sociales donde se denuncia que un joven hincha de Catriel recibió un disparo con bala de goma en el cráneo.

También hubo algunos detenidos que ya fueron liberados. La génesis del conflicto estaría vinculada con la relación entre algunos dirigentes y un grupo de hinchas que va siempre a la cancha y no paga entrada. Desde la dirigencia admitieron que hay un sector de la hinchada que recibe unas 30 entradas gratis.

En cuanto a esta parte de la parcialidad canaria, desde el grupo se apuntó contra la dirigencia por agresiones que habrían sufrido simpatizantes de Catriel en partidos disputados en Cipolletti y Roca. «¿Quién se hizo cargo del bochornoso día en el que las familias sufrieron el ataque de la barra de Cipolletti? Por qué si sabiendo que mucha gente iba a llegar a esa cancha ningún medio de la dirigencia mando, se movió para cuidar al hincha, para que cada simpatizante socio pudiera llegar en buenos términos, garantizados por una buena seguridad a nosotros no nos importa por qué si hablamos del tema y hay que pararse a pelear lo haremos pero a nuestra gente? Pero ellos te hablan del mejor momento de la historia, del césped. Y si está bien, cada hincha se los va a agradecer siempre, pero con el socio y el que siguió a la Depo a todos lados, nunca pensaron en ellos, que poniendo en riesgo su integridad física sufriendo en Cipolletti y en Roca te acompañó igual», postearon desde el facebook «La Banda de la Depo». También desmintieron que hayan ido a los vestuarios a amedrentar a los jugadores de Primera.

El comisario de la Unidad Novena, Erik Henríquez, aseguró que un grupo de hinchas desató un quiebre en la calma arrojando piedras e insultando a varios dirigentes del club. “El personal policial intervino hizo cesar la actitud y logró la aprehensión de dos o tres sujetos que quedaron a disposición de la Justicia”, indicó.

Todos los incidentes se dieron después del atractivo empate 2 a 2 entre los locales y los valletanos. La Depo ganaba 2 a 0 con goles de Pardo y Silinsky pero Cipolletti logró emparejar el partido en la última bola de la tarde. Coria descontó y Morales a los 50 minutos del segundo tiempo puso el definitivo 2 a 2.