Escándalo e investigación interna por contrabando de carne en la región

44
Foto Archivo VSN

La Policía de Río Negro quedó nuevamente en el ojo de la polémica tras confirmarse que desde la propia institución iniciaron una investigación interna para intentar establecer si existen conexiones de efectivos con delincuentes que formarían parte de una red ilegal de contrabando de carne. Los dos controles más complicados son el Puente Dique de Catriel y el de Barda del Medio, donde se secuestraron mayor cantidad de cargamentos. Hay un efectivo que fue separado de su cargo y esperan que la investigación arroje más elementos que permitan delinear responsabilidades.

Los secuestros récord de carne que se registraron semanas atrás sacaron a la luz que el negocio millonario del contrabando crece a diario y que quienes integran esta red están dispuestos a todo para pasar la mercadería. Pese a los innumerables operativos que realizan la Policía, Gendarmería y Senasa, el contrabando no cesa. La ruta del contrabando nace en 25 de Mayo, pasa por Catriel y Barda del Medio, y termina en Neuquén.

Recientemente secuestraron, en Barda del medio, unas 20 toneladas de cargamentos ilegales. Hay un policía separado de su cargo por estar sospechado de no detener un camión que transportaba 13 toneladas de carne en connivencia con el conductor, con quien hasta habría intercambiado mensajes de texto.

La jefa de la Regional Quinta, Adriana Fabi, informó que a raíz del decomiso de la semana pasada en Barda del Medio separaron al policía que estaba a cargo del puesto Puente Dique. “Tenemos elementos que hacen pensar que por algo no detuvo el camión que venía con el cargamento de 13 toneladas. Es por eso que lo estamos investigando”, aclaró Fabi.

El policía está sospechado de haber llegado a un arreglo con el chofer y por eso se le abrió una causa por el delito de cohecho. Además, se secuestró su celular, ya que consideran que estuvo enviándose mensajes con el camionero.

Tiempo atrás se logró dar con dos camiones que provenían de La Pampa hacía Neuquén y que tenía como finalidad vender toda la mercadería para las fiestas. En su mayoría, eran costillares de carne vacuna que no cumplían con la reglamentación establecida por el Senasa: un peligro que pone a todos bajo la lupa. En total fueron 23 toneladas las secuestradas, que se suman a los 40 mil kilos que habían sido incautados a lo largo del año.

“El cargamento de Barda del Medio fue valuado en 1,5 millones de pesos y a eso hay que sumarle que iban a sacarle el doble. Habíamos iniciado una investigación en la que pudimos establecer que iban a pasar dos camiones con cargamentos importantes y así fue que pudimos dar con ellos”, explicó Fabián Fajardo, a cargo de la División Tránsito de Cipolletti.

Investigación

La tarea que abordaron desde la fuerza rionegrina es tratar de establecer qué conexiones existen entre los compradores y quienes venden esta carne. A quién estaba dirigida, cómo la contrabandean y quienes forman parte de la red.

Fajardo señaló que antes, hace unos 3 años atrás, los controles eran muchos más rigurosos y que se registraban todos los vehículos que ingresaban a Río Negro. “No sé qué pasó porque antes solían dar y ahora recayó todo sobre la Policía”, indicó Fajardo.

El organismo encargado de llevar adelante el control de sanidad y calidad animal y vegetal es el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Justamente personal de esta institución, junto a Gendarmería, fue quien logró dar con el cargamento de casi 10 toneladas que iban a ingresar a Neuquén por ruta 151. Este operativo se hizo un día después de decomisar 13 toneladas en Barda del Medio.

Catriel bajo sospecha

El Departamento de Asuntos Internos de la Policía de Río Negro apunta a dos puestos de control: el del Puente Dique en CAtriel, y el de Barda del Medio. Tienen claro que el paso más común es a través de Catriel, ya que la localidad de 25 de Mayo, de donde proviene la carne, queda a solo 30 kilómetros. Es ahí donde se registran la mayor cantidad de secuestros y es el punto clave ya que de pasarlo, sin ser advertidos, pueden llegar a destino sin mayores problemas.

Mientras que el de Barda del Medio es otro de los puntos claves para poder transitar hacia Neuquén. Es en esta localidad donde justamente se realizó el último secuestro récord y donde se realizarán antes de fin de año más controles policiales.

La ruta del contrabando está clarísima: el origen de la carne es siempre de La Pampa y el destino el mismo: Neuquén. El punto de partida tiene como particularidad que la cercanía con el resto de las provincias y la singularidad de la calidad de la carne y el precio es lo que impulsa el contrabando.

Fuente: La Arena Diario.
Share Button

Comments

comments