Estudiante del Bachiller: “Me pasó que conecté un cargador y explotó”

787

Catriel.- Los estudiantes del Bachiller realizaron una manifestación ayer en la rotonda conocida como “La Fuente”, ubicada en barrio Cuatro Esquinas, en la intersección de avenidas Roca y Mosconi. El reclamo que tiene larga data es por la construcción de un nuevo edificio ya que la actual institución tiene 30 años de vida y fue pensada para 10.

Cada año, con la aparición de nuevos y viejos problemas, los alumnos han tomado la posta en el reclamo. Una de las compañeras manifestantes detalló que las conexiones eléctricas están tan “dañadas” que una vez conectó un cargador y estalló.

Además aseguran que los problemas no son solo edilicios sino también estructurales. Vidrios rotos, problemas de calefacción, goteras y hasta ratas en los techos. “La falta que tenemos como instituciones muy grande, se corre peligro. Cuando llueve se gotean las aulas. Hay partes del techo rotas. Era una escuela pensada para 10 años y ya pasaron 30 años. No está acordes a las necesidades que tenemos. No podemos estudiar a gusto”, indicó Teresa Pino.

Max Rodríguez, otra de las estudiantes, detalló que una vez explotó un cargador. “Tenemos goteras, inundaciones, constante robos, vidrios rotos, cables pelados. Los enchufes son un peligro. Una vez conectamos un cargador y explotó».

«Además contamos con varios compañeros en inclusión; a través de nota pedimos una baranda para el baño. Los chicos no pueden usar los baños, están clausurados”, agregó.

Otro de los problemas “nuevos” es la presencia de ratas en los techos. “Lo descubrimos porque como no tenemos espacios guardamos las cosas en el techo y una vez que subimos vimos las ratas. NO tenemos espacios para guardar maquetas y otros elementos”, detalló Max.

Los alumnos del bachiller indicaron además que «esta es la primera de varias movilizaciones y la propuesta es unificar los reclamos estudiantiles con los centros estudiantiles del resto de los secundarios (Comercial e Industrial)».