Gran movilización en respaldo a la Universidad del Comahue

56

Los consejos directivos de la Facultad de Derechos y Ciencias Sociales y de la Facultad de Lenguas sesionaron en forma pública y abierta en la plaza San Martín de General Roca, para hacer visible la situación de ahogo presupuestario y financiero que viven las universidades públicas en general y en particular la Universidad Nacional del Comahue. Una multitud acompañó a la comunidad universitaria de Roca, expresándose en contra de la política educativa y económica del gobierno nacional.

Los consejeros de ambas facultades aprobaron por unanimidad el temario propuesto por el Consejo Superior de la UNCo, es decir la solicitud por el efectivo cumplimiento del presupuesto 2018, la adhesión al reclamo de los docentes universitarios por la mejora salarial y exigir un adecuado presupuesto 2019 acorde a las necesidades del Sistema Universitario Nacional.

En la sesión también se aprobó por unanimidad una declaración para impulsar la separación de la Iglesia del Estado y que los fondos que hoy se destinan a la Iglesia sean derivados a la educación. También se votó por unanimidad otra declaración rechazando el acuerdo del gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional y el pago de la deuda que este acuerdo genera y se rechazó también la política educativa del gobierno de Mauricio Macri.

La sesión estuvo presidida por el licenciado Andrés Ponce de León y la profesora Silvina Lizé Rodríguez, decanos de cada una de las facultades. También participó el rector de la UNCo, licenciado Gustavo Crisafulli, quien realizó un resumen de cómo está afectado el ahogo presupuestario a la Universidad, planteó que en lo que va del año el gobierno nacional no convocó a paritarias y que los salarios de docentes y no docentes han quedado muy retrasados con respecto a  la inflación y, finalmente, que el recorte en la obra pública educativa afecta directamente a la Universidad del Comahue porque no se van a construir los edificios de la Facultad de Lenguas en el campus de Roca ni el de la Facultad de Ciencias del Ambiente en Neuquén.

Participaron de la sesión la CTA, Unter y Judiciales, entre otros gremios, el Observatorio de Derechos Humanos, la diputada nacional María Emilia Soria, la legisladora Marta Bizzoto y los concejales José Luis Berros e Ignacio Casamiquela, quienes acercaron una declaración del Concejo Deliberante en apoyo a la Universidad del Comahue. También hicieron llegar sus adhesiones y apoyos la legisladora Carina Pita y la diputada nacional Silvia Horne.

La diputada nacional María Emilia Soria planteó que “esto era lo que faltaba, faltaba organización, faltaba que nos juntemos todos los sectores, hoy nos convoca la Universidad del Comahue y el justo reclamo de sus docentes, no docentes y estudiantes, pero también estuvieron trabajadores, los jubilados autoconvocados, sesionaron en la calle, celebro estos reclamos”. Sobre el trabajo legislativo en la materia, recordó que presentó “en el Congreso hace dos meses un proyecto de declaración de Emergencia Presupuestaria para la Universidades Públicas por incumplimiento de la ley de Presupuesto” y anticipó que ingresó “otro proyecto para blindar las partidas de Educación y Salud Pública aprobadas en el presupuesto, vamos a proponer la modificación de la ley de Administración Financiera, para que no puedan no ejecutarlo y para que no puedan quitarle a las partidas de Salud y Educación para darle otro destino, como pago de servicio de deuda”.

El decano Ponce de León se mostró satisfechó “por el respaldo de la comunidad universitaria, y por todos los organismos, gremios y el municipio que nos han acompañado”. Anticipó que “la semana próxima van a realizar algo similar los consejos directivos de las facultades de Neuquén y también los de Cipolletti y Cinco Saltos”. Destacó que “el edificio de Lenguas está dentro del recorte de los 1.600 millones de pesos y no se va a construir este año y no sabemos qué va a pasar con el presupuesto para el 2019, en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales tenemos problemas con la caldera y la calefacción, pero también afecta el funcionamiento académico, la proyección de nuevas carreras y el avance en ciencia y técnica, que sin presupuesto es impensado”.

La decana de Lenguas, Silvina Lizé Rodríguez, se refirió al desfinanciamiento universitario y en particular con la cancelación de la construcción del edificio de la facultad, evaluó que “son las cosas que pasan en nuestro país, uno tienen que tener voluntad para que las cosas cambien y ganas de pelear por lo que nos corresponde, a nosotros esta situación nos afecta con la cancelación de la construcción de nuestro edificio, que para nosotros es primordial porque funcionamos en conjunto con la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales en un lugar bastante precario y es muy difícil la organización, seguiremos peleando, viniendo a las calles y dentro de las aulas haremos lo que podamos para poder continuar, porque lo que no queremos es que las aulas se vacíen, no queremos que los chicos nos dejen, y que los docentes dejen de hacer lo que tienen que hacer”. En cuanto a la convocatoria, la decana expresó que “es bueno saber que no somos solamente nosotros los que estamos en la misma y que tenemos el apoyo de distintos sectores y de distintas organizaciones, había gente del pueblo, en el caso nuestro nos apoyaron docentes jubilados y eso es muy reconfortante”.

Share Button

Comments

comments