La Corte rechazó el recurso por la causa de abusos en 25

206
Gentileza

Catriel.- La Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró inadmisible el recurso extraordinario que elevó la querella en el caso por los abusos de menores en 25 de Mayo. El máximo órgano judicial no hizo lugar al pedido y con esta decisión ni siquiera estudió el expediente.

La Corte no tiene obligación de dar las razones por las cuales rechaza el recurso, pero según algunos querellantes se debe a que no se agotaron las instancias previa. Este recurso fue presentado por el querellante cuando el Superior Tribunal de Justicia (STJ) deLa Pampa le indicó al Tribunal de Impugnación (TIP) que la sentencia de primera instancia era “arbitraria.”

El TIP había confirmado el fallo de primera instancia que condenaba a los docentes que fueron imputados por los delitos de abusos sexual y corrupción de menores. Según entienden los querellantes la causa debe volver a TIP que debe definir a partir de la resolución del STJ pampeano.

En febrero del 2007 la Justicia resolvió condenar a 18 años de prisión a Marcelo Tattavito, 7 años a Oscar López y María Angélica Bastías y 3 años y 6 meses para María José Tello. ElTIP confirmó, pero el fallo STJ en diciembre de ese año indicó que se trató de una condena arbitraria. Los jueces del STJ, Fabricio Luis Losi y Elena Victoria Fresco, declararon inválida la sentencia condenatoria “por existir arbitrariedad en los términos de la doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Acusaciones
Los acusados fueron Marcelo Tatavitto Roade (profesor de Educación Física y empleado administrativo del Ministerio de Educación), María José Tello, Gabriela Angélica Bastías (ambas maestras jardineras) y Oscar Aníbal López (director del Colegio Mariano Alfageme).

Días antes de Navidad, el fiscal general Jorge Marcelo Amado y el fiscal de General Acha Juan Bautista Méndez pidieron una pena de 25 años de cárcel para Tatavitto; 22 años para Tello y 10 para López y Bastías. Las querellas adhirieron a esas penas y las defensas, en cambio, plantearon que todos ellos debían ser absueltos.

Tatavitto fue acusado por los fiscales del delito de abuso sexual con sometimiento gravemente ultrajante para las víctimas por sus circunstancias de realización, en concurso real, en seis oportunidades, agravándose solo en relación al hecho cometido en perjuicio de uno de los menores por resultar un grave daño en la salud mental de la víctima. A López le imputaron la misma calificación legal, pero por un único hecho.

Tello recibió la misma acusación que Tatavitto -aunque en cinco hechos-, en carácter de partícipe necesaria; concursando ello en forma ideal con el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Bastías, a su vez, recibió la misma imputación que Tello pero en una sola oportunidad.

Los querellantes particulares, Armando Agüero y Vanesa Ranocchia Ongaro, adhirieron a los pedidos de penas y a las calificaciones legales, aunque añadieron el delito de promoción de la corrupción de menores.

Los hechos
Tatavitto trabajaba como secretario de la Coordinación Secundario Zona Sur -funcionaba en el mismo edificio que el JIN 12, en la Escuela Especial 10- y, por la tarde, como secretario del Colegio Alfageme. López era el director del colegio. Tello era maestra del JIN por la mañana y Bastías , por la tarde.

Amado y Méndez dividieron la acusación en tres hechos. Uno referido a tres niños que concurrieron al jardín durante 2015 en el horario de mañana. Ellos situaron los abusos entre la tercera semana de marzo y mayo, en el baño de la Coordinación y en la chacra de Tatavitto.

El segundo hecho se centró en dos alumnos que iban al JIN la mañana pero en 2014. En este caso afirmaron que los ataques sexuales se cometieron entre fines de marzo y diciembre, también en el baño y en la quinta. Esas dos salas estaban a cargo de Tello.

El restante episodio -supuestamente protagonizado por Tatavitto y López- apuntó a un solo chico que concurrió en 2015 al JIN, en el turno tarde, y que estaba a cargo de Bastías. Los fiscales indicaron que los abusos ocurrieron entre la tercera semana de marzo y mayo solamente en la chacra.